Marcos Flores, el nuevo Presidente de APAS

Es Lic. en Turismo y uno de los mejores sommeliers de México. Descubrió su pasión por el mundo del vino desde muy joven y hoy se desempeña como Director General del Grupo GEMARIC, un semillero de talentos en el mundo de la Sommellerie de su país.

¿Cómo fueron tus comienzos y porqué tomaste la decisión de incursionar en esta profesión?

MF: Fue algo muy poco común, yo estudiaba la secundaria y tenía una orientadora que me quería mucho y un día me preguntó qué quería ser de grande, porque debido a que era muy hiperactivo siempre me llevaban a la dirección – sonríe Marcos mientras habla. Me hizo un test de orientación vocacional y ahí salió que me debía dedicar a algo relacionado con el turismo (hotelería, restaurantes, agencias de viaje, etc.), me explicó de todos los puestos que existen en ese tipo de negocios y así llegamos al de Sommelier y me dijo que eran personas muy cultas que te dicen qué vino tomar de acuerdo a los platillos y me quedó muy grabado. Cuando entré a la media Superior apliqué para Turismo y no me quedé, así que estudié primero técnico en contabilidad y cuando salí me regresé a Turismo, a pesar que todos mis amigos se fueron a otras carreras. Durante mis estudios de Turismo ya sabía que me iba a dedicar a la hotelería y que quería ser chef. Empecé a trabajar en restuarantes y a tomar cursos sobre vino, a tal grado que en mis clases de enología en la universidad mi maestro me pedía que diera la clase. Fue cuando me dí cuenta que yo me quería dedicar a eso 

¿Qué te motivó a comenzar a concursar y cómo viviste esas experiencias?

MF: Yo trabajaba en un restaurante de comida Alsaciana y ahí estaba estudiando un Diplomado para sommelier, mismo que ya había cursado antes como oyente a cambio de apoyar en el servicio del mismo sin recibir pago. Me enteré que estaba por llevarse a cabo un concurso de Sommeliers y como ya tenía trabajando mucho tiempo en restaurantes gastronómicos tenía bastante experiencia en servicio con el idioma inglés, eran los requisitos que debíamos cumplir además de haber aplicado a un examen para pertenecer a la asociación y poder concursar solo con la intención de saber qué tanto sabía sobre el vino y poner a prueba mi  habilidad para catar (siempre me ha gustado catar a ciegas). El curso fue bastante complejo, pero pude salir adelante y cuando escuché mi nombre en la final me puse muy contento y traté de imaginar que estaba en el restaurante dando un servicio y al parecer eso me ayudó a llevarme el primer lugar. La verdad ese fue solo el inicio porque seguí compitiendo y logré ganar otro campeonato más y el campeón de campeones donde nos enfrentamos todos los sommeliers ganadores, de aquí se elegiría al concursante que nos representaría en el Concurso Panamericano de Sommeliers en Argentina en 2009 y el siguiente año el Mundial en Chile. Después de ver la complejidad de estos concursos y lo poco preparados que íbamos a estas justas internacionales, tomé la decisión de no concursar más y dedicarme a organizar los concursos, y apoyar a entrenar a los ganadores nacionales para tener mejores resultados.

A lo largo de tu carrera se puede ver cómo poco a poco has ido creciendo profesionalmente. Y hoy toca felicitarte por tu flamante elección como Presidente de la Alianza Panamericana de Sommeliers. ¿Cuáles son los desafíos a los cuales se enfrenta hoy la sommellerie en Latinoamérica y cuáles son tus expectativas y deseos para los próximos años?

MF:Muchas gracias por las felicitaciones, fíjate que son cosas que la vida misma te va dando, ya que he venido trabajando muy cerca de varias asociaciones y he visto su crecimiento de cerca, he estado en la organización del concurso de varios países, como Uruguay, Chile, República Dominicana, Argentina, México  y Perú.  Desde ya estoy trabajando en varios aspectos, tales como educación, comunicación, y trabajo en equipo. Quiero que a través de APAS se puedan dar a conocer nuestras bebidas nacionales y alimentos y que su conocimiento sea igual de importante en la sommellerie mundial.

¿Qué te gustaría decirle hoy a los sommeliers de Latinoamérica en este contexto tan particular por el cual están pasando?

MF: Hoy en día el mundo está pasando por algo sin precedentes, donde gozar de buena salud es lo más preciado, vienen cambios muy importantes en el tema económico, les diría que en los momentos de crisis es cuando hay que reinventarse y empezar a proponer nuevas formas de ejercer nuestra profesión. Les diría que vivan el día a día, vivir el presente y el ahora, el futuro no existe y el pasado ya se quedó atrás y algo que nos puede ayudar a estar en una vibración alta son estos 4 aspectos:

  1. Generosidad: Si tu situación lo permite, sé generoso en todos los sentidos, comparte conocimiento, trabajo, oportunidades, etc, y puedes empezar por tu entorno inmediato.
  2. Solidaridad: Apoyar a la gente que está sufriendo por la pérdida de algún ser querido o está en situación difícil por la crisis económica, piensa que cualquiera podría estar en esa situación. Apoya sin esperar nada a cambio.
  3. Gratitud: Ser agradecido con la vida misma, con la naturaleza y con toda esa gente que ha inlufido en tu vida para ser y estar en donde estás el día de hoy, empezando por tu familia.
  4. Compación: Hay que ser empáticos con la situación que se vive alrededor, y si puedes ayudar a aliviar el sufrimiento de alguien, te traerá mucha paz a tu vida.

Por último decirles que mis puertas están abiertas para todo aquel que quiera acercase y darme alguna opinión, sugerencia, comentario, etc. Las buenas ideas pueden venir de quien sea y cuando sea, yo solo seré quien estará a la cabeza pero este trabajo será de todo un equipo de trabajo.

Muchas gracias a la AAS y todo su equipo por el el espacio que brindan para que la gente me conozca y poder compartir con ellos sobre mi sentir.

Que Dios los bendiga!

Social Links