Zaha Cabernet Sauvignon

Desde hace nueve años, Alejandro Sejanovich, viticultor y enólogo argentino  y Jeff Mausbach,  estadounidense radicado en Argentina desde hace más de veinte años y con una extensa experiencia en comercio exterior, comenzaron a producir sus primeros vinos, Zaha Malbec y Teho Malbec. Se trata de vinos provenientes de sus fincas Toko y Tomal, ubicadas en Paraje Altamira y La Consulta respectivamente, en el Valle de Uco.

Así nació Bodega Teho, la colección de vinos de Zaha y Teho ahora compuesta por 14 etiquetas reflejan las características únicas que poseen los suelos de pequeñas parcelas en el Valle de Uco. 

Zaha, que significa “corazón” en la lengua de los huarpes,  nativos de Mendoza, hace referencia a aquello que la bodega busca expresar: el corazón y el alma de un privilegiado terruño de Paraje Altamira.

La Cabernet Sauvignon está entre las cepas tintas más plantadas de Argentina. En su cuna de origen francesa, Pauillac, y en general en toda la zona de Burdeos, es parte de sus grandes y renombrados cortes, aunque igualmente es plantada en todas las regiones del mundo. 

Esta variedad se une a la colección de vinos de Paraje Altamira del viñedo Toko. La cosecha comenzó a mediados de marzo para dibujar los primeros aromas, los más frescos y silvestres de la variedad. Siguió unas semanas después, y esta vez se consiguió una malla de taninos sólidos y refinados que van dándole forma y color a su silueta. Por último, se hace una cosecha final para incrementar el borde frutado, la concentración y el peso en boca. 

De esta manera se logró un varietal con diversas capas aromáticas y sápidas que exhibe complejidad, textura y expresiones que recuerdan el casis y las hierbas silvestres. Queda representado aquí un bello rincón de Zaha, el corazón de Altamira.

Datos técnicos: Alcohol: 13.90% Azúcar: 1.8 g/l Acidez total: 5,40 Crianza: 14 meses en roble francés usado.

Viñedo Toko, Paraje Altamira, Departamento de San Carlos.

Plantación: alta densidad, 7000 plantas por ha. 

Social Links