Los vinos patagónicos deberían tener más lugar en Buenos Aires

Fuente: https://www.lmneuquen.com/los-vinos-patagonicos-deberian-tener-mas-lugar-buenos-aires-n656733

26-10-2019

Por Nico Visne


"Los vinos patagónicos deberían tener más lugar en Buenos Aires"

Valeria Gamper es la mejor sommelier de Argentina. Fue elegida en un concurso muy riguroso sobre otras dos finalistas. Género, concurso, sodeado y una senda que parece no tener techo a partir de la curiosidad.

Estudiar las regiones, los climas, las cosechas. Asimilar la información. Viajar por textos, videos, libros. Meter bajo la piel todo lo aprendido y salir, arrancar a defender lo que los sentidos sostienen y las neuronas mantienen . Saber de gastronomía, el origen, las rutas, los productos, pero no de memoria, de posta.

Valeria Gamper fue elegida mejor sommelier 2019. Ya lo había intentado dos veces y no pudo y siguió. Equivocarse, llorar, esperanzarse, hacer un buche, escupir y leerlo todo en ese bolo líquido de vino para avanzar y seguir. Valeria comenzó a estudiar la carrera sin siquiera tomar vino. Entrenarse como sommelier no es una tarea fácil. Competir tampoco.


La tercera es la vencida

Punto para las historias que comienzan con un dejo de curiosidad bien alimentado y que luego se transforman en una senda maravillosa. Hace una década que Valeria Gamper se recibió como sommelier.

En septiembre pasado llegó a la final junto con Stefanie Paiva y Andrea Donadío. Las tres sommeliers fueron subiendo de a una al escenario y encararon las pruebas que oscilaban entre buscar errores en una carta, tomar comandas, catar a ciegas, realizar pruebas de servicio y reconocer bebidas.


¿Por qué elegiste ser sommelier?

Yo arranco estudiando hotelería y en el medio me doy cuenta que me gustaba el servicio dentro de la gastronomía. Yo empecé desde muy chiquita. A los 19 trabajaba en banquetes del hotel Four Seasson, ya luego me quedé en el restaurante y la gente que viajaba me preguntaba ¿“que me recomendás con este plato?” yo no tenía ni idea de vinos y cuando le daba una sugerencia, la gente re disfrutaba y yo observaba como que había una exacerbación del momento. La gente disfrutaba mucho más, disfrutaba el plato, la bebida, la historia que le contabas del productor. Yo quería estudiar con respecto a los vinos y no sabia que y cuando empieza a resonar la palabra sommelier en Argentina, quise estudiar esto. Y ahí arranco. Yo estaba estudiando el primer año de hotelería, hice un curso de bartender y explotó todo, dije: “ yo quiero trabajar en un restaurante, si está dentro de un hotel bien si esta fuera también”. Siempre estuve muy expuesta a los vinos y bebidas por trabajar en un hotel cinco estrellas. Cognacs super exclusivos, cosas que no son muy normales tener. Siempre en contacto con eso y muchas capacitaciones.


¿Cómo empezaste a entrenar para participar del concurso mejor 2019?

Ser sommelier no es solamente tomar vino como piensa la gente. Tenés que saber un montón a nivel académico, teoría, son horas de estudio, de investigación de regiones, lugares que no tuve la posibilidad de ver de los cuales son la mayoría. Observar mucho tiempo horas de vídeos, analizar las zonas, los climas como para entender cómo será luego el resultado final del vino. Después mucho sobre coctelería, cócteles clásicos, destilados, bebidas diferentes al vino que pueden ser té, café o productos como aceites de oliva. Tenés que saber mucho de producto gastronómicos, tenés que ser sensible, probar y saber qué técnicas de cocción son las mejores para eso.Terminas enfocando un montón de cosas que parecen inabarcables.


¿Quiénes estudian son fanáticos del vino?

Yo antes de estudiar no tomaba vino, tomaba cada seis meses. Si me parecía que era una bebida con mucha historia. Me gustaba la parte romántica, el cine, las películas francesas que transcurrían en viñedos y para mí eso era mágico, yo decía, acá tiene que haber algo más... No había ido a catas, no había participado en degustaciones en vinotecas y eso que ya venía relacionada a la gastronomía. Creo que fue curiosidad viendo que cosas suceden, comprobar si había chamuyo o había algo. Empecé por ese lado, creo que cada uno tiene un disparador interno que vaya a saber en qué momento se activa.


¿Cuál es tu cepa favorita?

No tengo. Depende el clima, el humor, la comida, el momento.


Según las mediciones el consumo de vino per cápita en Argentina está bajando. ¿Por qué crees que sucede esto?

Creo que por muchos factores. Creo que el consumo de vino está bajando, pero la calidad está subiendo eso es una realidad. La gente paga más por una botella que antes. Antes el vino, ponele el caso de mi familia era un commoditie. antes ibas a comprar leche, azúcar pan y la botella de vino en damajuana o en tetra. En los 70´s se tomaba un montón de vino tanto al mediodía como a la noche. Hoy la gente no puede dormir siesta, tiene que trabajar; se sabe que el alcohol es malo para la salud , por ende el consumo ha bajado en favor de otras bebidas tal vez sin alcohol. La vida cambió, creo que nada de lo que pasa ahora estaba pasando en los setentas.


¿Crees que hay vinos buenos por menos de 200 pesos?

Si, yo creo que él vino bueno no depende del valor. La calidad te puede gustar más, te puede gustar menos, te puede entregar más aromas, menos aromas, aguantará más o menos en cava pero no tiene que valer 1500 para que sea bueno.


¿Se estigmatiza el tetra brik?

Si, de hecho en el principio de la carrera de sommelier cuando estás estudiando los ejercicios que te hacen para romper con un poco de todo esto te ponen un vino en un decantador y vos no sabes lo que es, te lo sirven y vos vas viendo por el decantador por las copas y cuando hay que sacar la conclusión tiras vinos carísimos complejos y después te dicen es un Termidor malbec de 5 pesos ponele ... el vino puede ser re contra simple pero puede estar súper bien hecho. Quizás a vos no te guste pero habrá alguien que le guste ese estilo de vino.


¿Qué significa para vos más allá del reconocimiento esta premiación?

Desde lo personal era algo que yo me debía, ya había estado compitiendo y esta iba a ser la última vez porque venía muy cansada de pensar en el concurso, en el estudio, yo quiero seguir estudiando pero a otro nivel sin pensar en competencia, y no podes hacer todo a la vez, yo no puedo pensar en hacer dos cursos, más un concurso en el mismo año. La vida tiene que fluir además de esto. A nivel profesional es un abridor de puertas, uno elige qué puertas quiere tomar, te da un panorama de posibilidades.


De ocho ganadores, siete fueron mujeres ¿ crees que es una reivindicación del género?

Se dice que la mujer tiene mejores capacidades sensoriales que el hombre pero no es lo único que te evalúan acá. Esa es una de las pruebas, pero hay ocho pruebas más. Para mi el genero no tiene que ver. Creo que Argentina es un país re nuevo en relación a la sommelier y el papel de la mujer en el mundo fue creciendo por lo cual dentro de la sommeliere yo veo cierta igualdad entre mujeres y hombres.


¿Sodeado si o sodeado no?

Se toma como cada uno quiere. Depende el vino, depende el momento. Si vas a estar en un plato re contra complejo, es tu aniversario, tu cumpleaños y esperaste un vino diez años y te diría que sodeado no. Pero si te gusta hace lo que quieras. Mi papá le ponía soda al vino y no le podía decir que tomaba mal el vino. Hay muchos momentos, hay muchas personas, muchos vinos, yo creo que hay vinos ideales para sodear, si estas en una playa o estás en un asado bueno y si te gusta bien. A mi personalmente no me gusta pero nunca le diría nadie que está mal.


¿Qué mirada tenés sobre los vinos patagónicos?

Me gustan todos los vinos. Cada vez se están haciendo mejores cosas en muchas regiones de Argentina. Tanto en Neuquén como en Río Negro, me gustaría verlos más en Buenos Aires y que tengan más lugar en las cartas de vinos y en las vinotecas.

Social Links