Semana del Malbec 15 vinos que hay que probar

Fuente: www.clarin.com

12-04-2018


La cepa insignia está de festejo y, para sumarse a la celebración, el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers elige para Clarín sus mejores exponentes. 

Es nuestra cepa insignia. El varietal por el que se reconoce en el mundo a los vinos argentinos. Tiene un día que lo celebra. Y no sólo un día: una semana. Este lunes 16 arranca la Semana del Malbec, con actividades en todo el mundo para promover el consumo y el martes 17 de abril es el Día del Malbec.   

Para festejarlo, nada mejor que descorchar. Por eso le pedimos a Matías Prezioso, presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers, que elija para Clarín los Malbec que hay que probar. Esos inolvidables, los más accesibles y los de bolsillos “intermedios”.

Primero, el experto pone la cuestión en contexto: ¿qué pasará con el futuro vitivícola de la Argentina cuando pase la moda del Malbec? ¿Cómo se reinventará la industria?

“Ya están surgiendo búsquedas más que interesantes en materias de vinos tintos con elaboraciones novedosas, exploración de terroirs diversos y una apuesta por los vinos blancos y tinto ligeros. Sin embargo, otra posible respuesta a la pregunta ‘¿Qué hay más allá del Malbec? es ‘Más Malbec’”.

Prezioso explica que una diversidad del Malbec puede permitirle a Argentina “diferenciar estilos marcados entre Patagonia, Cuyo y los Valles Calchaquíes; perfiles de aromas y sabores que remitan a la frescura del Alto Valle de Río Negro o a la personalidad única de Cafayate; patrones en los que ya no se sea suficiente hablar de Valle de Uco, sino aprender más y más de subregiones fabulosas como Gualtallary, Paraje Altamira, El Cepillo, San Pablo, Los Cachayes o Vistaflores”.

Atendiendo a esa diversidad y a esta “era inigualable, donde se experimenta, se prueba con parcelas y suelos hasta el máximo límite posible, se comparten conocimientos entre colegas, y se levanta bien alta la bandera del Malbec argentino”, el sommelier elige sus recomendados y explica por qué.


Malbecs accesibles


Alchimia de los Andes Roble

Bodega Alchimia de los Andes, $ 210

Botellas como éstas permiten la revalorización de Maipú, una región histórica en Mendoza y responsable de grandes tintos. Este vino joven muestra lo agradable que puede ser un Malbec sin muchas más ambiciones que la honestidad de la fruta, una buena madurez de taninos y un paladar equilibrado que invite a la segunda copa. ¡Un “best buy” absoluto!


Tucumen Reserva

Bodega Budeguer, $ 215

Un Malbec que propone frescura y disfrute desde que se mira la etiqueta. De carácter frutal y paso fluido por boca, tiene una agradable combinación fruta-madera que lo convierten en un imbatible al momento de pensar en vinos para todos los días.


Nina Gold

Bodega San Huberto, $ 252

Del Valle de Aminga, en La Rioja, nace este fiel representante de la uva insignia argentina y de esta zona cálida. Un vino de color profundo, aromas intensos a mermelada de mora y un paso por boca suave y de taninos moderados.


Algodon

Algodon Wine Estates, $ 316

A la hora de pensar en un Malbec para el asado, nada mejor que este gran representante de San Rafael. Un buen ejemplar para adentrarse en esta región histórica al sur de la provincia de Mendoza que, gracias a su latitud, imprime una cuota de frescura natural más que interesante para sus vinos.


Finca Sophenia Malbec

Finca Sophenia, $ 320

Una bodega que hizo base en Gualtallary, incluso antes que esta región se convirtiera en el foco de atención de especialistas locales e internacionales. Este vino tiene todo lo que se le puede pedir a una rica botella, incluso cuando se piensa en cuidar el bolsillo. Ciruela típica de la variedad, toques de especias de grano y notas de grafito que remiten al lugar. La enóloga Julia Halupczok logra grandes sabores y paso ágil por boca en una etiqueta de gran relación precio-calidad.


Malbecs de gama media


Aniello Soil Corte de Malbec

Bodega Aniello, $ 430

Una bodega que se ha convertido en pocos años en referente de calidad del Alto Valle de Río Negro. Este es un blend de tres perfiles de suelos diferentes: franco arenoso, pedregoso de formación aluvial y arcilloso. Así se logra una expresión multifacética que otorga no sólo fruta sino aromas especiados y terrosos propios de la región, todo en consonancia con buen volumen de boca y una vibrante acidez.


Proyecto Las Compuertas 5 Suelos

Durigutti Winemakers, $ 395

Reciente lanzamiento de Héctor y Pablo Durigutti. Habiendo sido partícipes del boom del Malbec argentino en el mundo, los hermanos lanzaron ahora una línea de vinos que revaloriza a Las Compuertas como un distrito de excelencia en Luján de Cuyo, Mendoza. Sorprenden los aromas de frutos rojos y la gran frescura, gracias a una vinificación en huevos de cemento que regala un Malbec honesto y de gran pureza que invita a beber varias copas.


Fin del Mundo Single Vineyard

Bodega Del Fin del Mundo, $ 520

La bodega que abrió el camino en San Patricio del Chañar, un terroir inexplorado de Neuquén hasta 1999. Este Malbec permite adentrarse en la región, la cual imprime gran carácter y untuosidad a los tintos. De intensos aromas florales y mentolados al comienzo, luego aparecen las típicas notas frutadas del Malbec.


Alta Vista Terroir Selection

Bodega Alta Vista, $ 595

Un vino histórico de la bodega, que logra reunir en una botella los mejores atributos del Malbec mendocino. Corte de distintos viñedos ubicados en Luján de Cuyo (Las Compuertas y Agrelo) y Valle de Uco (Campo de los Andes y El Cepillo), este vino tiene intensidad aromática, mucha fruta, notas florales y toques muy bien logrados de la crianza en madera.


Crua Chan Paraje Altamira Malbec

Bodega Gen del Alma, $ 590

Gerardo Michelini y Andrea Mufatto no sólo comparten su vida desde años, sino también la pasión por el vino. Esta etiqueta está compuesta por varios Malbec representantes de diferentes sectores destacados del Valle de Uco, aunque éste de Paraje Altamira lograr reunir la densidad y fruta negra tan única del lugar, con una frescura y facilidad al beberlo que no sólo pertenece al terroir sino también a la gran mano de sus hacedores.


Malbecs inolvidables


Antonio Mas Historia

Antonio Mas Wines, $ 949

Antonio es una leyenda viviente en Argentina. Con más de 40 cosechas en su haber, fue un pionero de Agrelo allá por inicios de los 90. Ahora, y desde 2010, se encuentra instalado en La Arboleda (Tupungato, Valle de Uco) con un viñedo de 50 hectáreas ubicado en pendiente que le permite lograr un Malbec clásico bien fiel a su estilo, pero con la frescura y jugosidad típicas de Uco. Es un vino totalmente inolvidable desde el primer momento que lo probás.


Atamisque Malbec

Bodega Atamisque, $ 665

Cuando uno piensa en tomarse un gran Malbec mendocino, debe pensar en este vino. Con uvas provenientes de La Consulta, en pleno corazón del Valle de Uco, este vino creado por Philippe Caraguel conjuga la identidad de la variedad con un sentido del lugar. Moras y grosellas invaden la copa, dando luego paso a los toques florales de violetas tan típicas del Malbec de Uco y unos minutos más tarde apareciendo los toques cremosos y avainillados aportados por las barricas francesas.


Yacochuya

Bodega San Pedro de Yacochuya, $ 1.500

El gran responsable de haber depositado al Noroeste en general y Salta en particular dentro de la primera liga del vino argentino ha sido probablemente esta etiqueta cuando, en los últimos años del siglo pasado, Michel Rolland, prestigioso winemaker francés, apostó por el terroir salteño y elaboró la primera cosecha de este Malbec junto con Arnaldo Etchart. Este vino es mayoría Malbec regado con pequeños porcentajes de Cabernet Sauvignon, de una viña soñada a 2.035 metros sobre el nivel del mar a pocos kilómetros de Cafayate. Un vino de gran personalidad, con la fruta negra típica de la región en compañía de pimienta negra, ahumados y toques aportados por la crianza en madera. Ideal para acompañar en asados o con platos de cordero.


SuperUco Gualtallary

SuperUco by Michelini Bros & Sammartino, $ 2.250

Si bien es un corte de Malbec y Cabernet Franc, la línea conductora del Malbec lo vuelve un vino fuera de serie y fiel representante de lo mejor que puede regalar Argentina en materia de tintos. Los cuatro hermanos Michelini intervienen en este hermoso proyecto y en este vino que tiene potencia y elegancia, juventud y augurios de larga viva, honestidad de sabores y complejidad.


Weinert

Bodega Weinert, $ 600

Un símbolo de historia, tradición y diversidad. Weinert es de aquellas bodegas cuyo sello está marcado en la copa, un estilo único aportado por el añejamiento en grandes toneles de roble francés que permiten obtener Malbecs de gran personalidad y larga estiba en botella. En este vino que proviene de Lujan de Cuyo, Mendoza, predominan los aromas de higos y mermelada de ciruela, acompañados por un bouquet de flores secas y una textura sedosa difícil de igualar.

Social Links