La importancia de estar conectados

Cuando hablamos de tener una profesión estamos hablando de pertenecer a un grupo de personas que comparten un conjunto de conocimientos, de experiencias similares, que se mueven en círculos laborales parecidos. En el fondo, el término “profesional” ya contiene un significado social porque nos hace sentirnos identificados con grupos de personas. Los sommeliers forman un conjunto de personas, son profesionales, son los grandes comunicadores del vino.

Y si hablamos de conjuntos de personas entendemos que las barreras y límites geográficos dejan de existir permitiendo así que la comunicación entre los integrantes fluya sin importar las distancias.

Para la AAS la posibilidad de nuclear a todos los sommeliers profesionales del país siempre ha sido uno de los pilares más importantes dentro de su rol como entidad promotora del vino y de la sommellerie. Hoy podemos decir que la profesión tiene representantes en la gran mayoría de las provincias y, tratar de nuclearlos y reunirlos bajo la órbita de la AAS, es fundamental para que la sommellerie argentina siga creciendo con fuerza. Entendiendo este concepto, la AAS diseñó un Plan Estratégico que le permitiera desembarcar en ciudades clave del país para escuchar y ver qué es lo que está pasando en cada lugar, tratando de acercarse al sommelier para comprender su realidad diaria. 

La actividad sobre vitivinicultura sustentable realizada en Mendoza fue el inicio. Un seminario de un día completo y una segunda jornada visitando bodegas referentes del tema. Más de 50 personas asistieron al seminario, entre socios, bodegueros, enólogos y prensa especializada. Rosario fue la siguiente, donde sommeliers, distribuidores y prensa especializada asistieron a una charla que tuvo por orador a Matías Prezioso, quien como Presidente de la AAS hizo un repaso por la historia y evolución del sommelier en Argentina. Poco tiempo después fue Córdoba, donde en el marco de una feria de vinos con 12 bodegas en exposición y más de 60 personas acreditadas Valeria Mortara, Vicepresidenta de la AAS, habló sobre el presente y el futuro de la sommellerie. El público estaba integrado por sommeliers, vinotequeros, representantes de la gastronomía, prensa especializada y bodegueros locales. Y sigue Neuquén, hacia fines de año, donde ya se está diseñando una acción concreta cuyos detalles daremos a conocer en breve.

Esta es la mejor forma de federalizar la profesión y de posicionar al sommelier en su rol como figura indispensable en el mundo del vino. Es un proceso que seguirá creciendo en la AAS y que aportará para llevar los valores de excelencia de nuestra profesión a mucha gente nueva, y al mismo tiempo contribuir a que la cultura del buen vino conecte mejor en cada rincón del país. Nos vemos pronto!


Social Links