Un blend que trasciende las cepas


La bodega bonaerense Puerta del Abra, ubicada en la zona de Balcarce al sur de la provincia, acaba de aumentar su catálogo con el lanzamiento de su primer red blend: Itzae I.

Este vino además marca el inicio de una nueva línea dentro de la bodega, sumando una imagen renovada. El nombre del vino remite a una palabra de la antigua lengua maya que significa “regalo de Dios", nombre que traduce la esencia de este vino de corte en el que expresiones diversas conviven en armonía ofreciendo una mezcla única que resulta un inigualable regalo de la naturaleza. 

“Cada vino es único, influido por las condiciones climáticas, las personas involucradas y la singularidad de la uva”, explica Delfina Pontaroli, enóloga de Puerta del Abra. “Con Itzae, aspiramos a descubrir el equilibrio perfecto entre todos estos elementos. Más allá de las variedades, las proporciones y la composición, nos enfocarnos en la narrativa que la naturaleza tiene para compartirnos. Año a año, lanzaremos la mejor expresión de nuestros blends. Itzae I marca el inicio de un nuevo recorrido”. 

De esta manera, Puerta del Abra refuerza el estilo que está construyendo y comunicando a sus consumidores, haciendo énfasis en el factor añada, con el foco en la complejidad y diversidad de sus suelos.

Itzae I tiene como punto de partida  uvas provenientes del viñedo El Vallecito, plantado en el 2013 sobre suelos calcáreos, ubicado entre 115 y 137 metros sobre el nivel del mar, rodeado de las sierras de Tandilia. Con un clima caracterizado por precipitaciones abundantes durante el ciclo vegetativo, las temperaturas oscilan entres  los 29 °C durante el día y los 14 °C durante la noche, generando una amplitud térmica ideal para el desarrollo de cepas tintas y blancas de gran potencial.

Elaborado con maceración pre-fermentativa de 72 horas, Itzae I fermentó en tanques de acero inoxidable, y luego pasó 24 meses en barrica de roble francés 60% primer uso y 40% segundo uso, con una fermentación maloláctica natural.

Este paso por madera redondea taninos presentes pero amables y bien integrados. El aporte de cada uno de sus componentes genera un equilibrio de fruta, tensión y frescura, que lo hacen un vino elegante y complejo.

Itzae I recibió 91 puntos del crítico británico Tim Atkin, que lo describió como un blend “asertivo, joven y concentrado”. Por su parte, Joaquin Hidalgo lo calificó con 90 puntos Vinous, subrayando su similitud estilística a un Bordeaux. 

Social Links