Avanzar sin perder el foco - Editorial por Matías Prezioso

Con aciertos y errores, pero con las mejores intenciones y metas claras.

Es bueno siempre tener momento para reflexionar. Generalmente sucede al finalizar un año, aunque también vale la pena hacerlo al cierre de un semestre. Y más con uno intenso como el que pasó para nuestra asociación.

Todavía están frescos los recuerdos de tantos momentos compartidos. El lanzamiento de la nueva imagen de la AAS, una hermosa tarde-noche donde colegas y amigos del vino nos reunimos no sólo para mostrar el nuevo logo de nuestra asociación sino principalmente para festejar el crecimiento de la sommellerie argentina a lo largo de estos años y honrar a quienes llevaron adelante desinteresamente la institución que representa a nuestra profesión. Pocas semanas después de semejante evento en Buenos Aires, tuvieron lugar en Mendoza dos jornadas de agricultura sustentable donde los socios AAS pudieron capacitarse en teoría y trabajo de campo con los más respetados profesionales de una temática tan actual en el mundo del vino local. Charlas y seminarios que no tienen el nombre de una bodega específica detrás, sino organizados íntegramente por la AAS en conjunto y gracias a la predisposición de bodegueros, productores y profesionales que apoyan nuestra profesión y reconocen la importancia del conocimiento profundo a la hora de comunicar el vino. Parece mentira pero también hubo tiempo para el concurso ASI & APAS Mejor Sommelier de las Américas, que se llevó a cabo en Canadá y en el cual nuestro país tuvo un desempeño histórico. Martín Bruno y Valeria Gamper, los dos representantes argentinos, obtuvieron el segundo y cuarto puesto respectivamente, reafirmando a la sommellerie argentina como una referencia indiscutida a nivel continental.

Gracias a todas estas instancias de contacto e interacción entre los sommeliers y los productores es que, además de las 72 bodegas con la que cerramos el 2017, seguimos afianzando estos lazos y más de 9 de ellas lo hicieron este año. Nos llena de orgullo ya que no hace más que reafirmar el gran apoyo de parte de ellas a la profesión, al mismo tiempo que seguimos constantemente pensando acciones y proyectos.

Y, sin dudas, uno de los grandes objetivos planteados y que felizmente pudimos empezar a recorrer desde el inicio de este año es la federalización de la profesión. Con la premisa intacta de defender la calidad profesional de la sommellerie y al mismo tiempo estimularla en todos los rincones del país, a las actividades periódicas en Buenos Aires y Mendoza se han sumado presentaciones en otras ciudades importantes. Tuve el placer de estar en Rosario junto con colegas e intercambiar opiniones, con el horizonte de tirar juntos para el mismo lado y seguir posicionando la profesión. En pocos días, lo mismo hará Valeria Mortara en la ciudad de Córdoba, con una charla y una gran feria de vinos con la participación de más de 15 bodegas. Habrán más novedades para el último trimestre del año y esto es sólo el comienzo.

Con aciertos y errores, pero con las mejores intenciones y metas claras. Aún queda mucho más por hacer: más actividades, más beneficios, más puntos del país por recorrer. Todo gracias al compromiso de los equipos de trabajo, el apoyo de las bodegas, instituciones del sector y principalmente junto a todos los sommeliers AAS!


Social Links