Valle del Pedernal, un nuevo horizonte


Finca Las Moras es una de las bodegas pioneras en la elaboración de vinos de alta gama del Valle de Pedernal. Este terroir sanjuanino está ubicado a 1400 metros de altura, detalle que le da un clima notablemente más frío que en los llanos de la provincia.

El valle además tiene suelos muy particulares, con algunas zonas donde predominan las rocas de pedernal que dan nombre al lugar, y otras con mayoría de material calcáreo. Estas condiciones definen un perfil único que la bodega busca aprovechar con distintas líneas de vinos. La más reciente es Demencial, sobre la cual dialogamos con el enólogo Germán Buk.

¿Cuáles fueron las características del Valle del Pedernal que los atrajeron?

GB: La principal característica del valle que nos llamó la atención es su singularidad en cuanto a su antigüedad geológica (más de 400 millones de años). Es importante también destacar la altura y la ubicación geográfica en la cual se encuentra: 1400 msnm al suroeste de la provincia de San Juan, lo que hace que sea uno de los valles más frescos de Argentina. Por otra parte, también nos atrajo la exclusividad, ya que su capacidad de ampliación es limitada. 

Las temperaturas medias máximas no son tan altas y a su vez hay una marcada amplitud térmica. Esto genera que las uvas lleguen a una correcta y completa madurez con gran parte de su acidez natural, lo cual aporta una frescura interesante que potencia la fragancia y longevidad en los vinos blancos.

En el caso de los vinos tintos, se logra una buena concentración de color y taninos amables, pero muy presentes que otorgan una textura singular. En cuanto a los aromas, son frescos y perduran en el tiempo como resultado de la frescura natural ya mencionada, la cual es relevante para el potencial de guarda.  

¿De qué manera redondearon la elección de las cepas que iban a plantar allí?

GB: Decidimos plantar cepas de ciclo corto como el Pinot Noir en el caso de variedades tintas, y variedades blancas como Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viognier, por la frescura que aporta el sitio y la correcta madurez que se logra en el valle. 

En el caso de las cepas de ciclo más largo como el Malbec y Syrah, detectamos que se expresan muy bien debido a que las temperaturas y las horas de exposición solar son suficientes para lograr vinos muy expresivos en colores y aromas, y con una frescura singular en boca. El Syrah se destaca por sus aromas especiados y florales sobre una base frutal muy agradable. Y en el Malbec se acentúan sus intensos colores violáceos y aromas de frutas rojas frescas con sutiles trazos florales. 

¿Qué particularidades le otorga ese terroir a la línea Demencial?

GB: La línea Demencial fue desarrollada para mostrar el terroir de forma desnuda. Es la expresión del sitio. Al ser una línea con menor intervención enológica en lo que respecta a la crianza, estos vinos son una expresión interesante del paisaje del cual provienen. 

¿Los sorprendió la performance de las variedades blancas en esa zona donde reinan las tintas?

GB: Principalmente lo que nos sorprendió del valle es la energía que le aporta a los vinos en cuanto a la singularidad y expresividad de sus aromas. Lo que nos imaginábamos era que íbamos a tener vinos con buena frescura que se da por las características del valle.

¿Qué decisiones tomaron al momento de vinificar la línea Demencial para resaltar la identidad del Valle del Pedernal?

GB: La idea fue crear vinos muy cuidados en cada detalle de su vinificación como lo hacemos en el resto de nuestras líneas, pero con una crianza austera en lo que respecta al uso de roble. A su vez las uvas fueron cosechadas en distintos momentos para tener una matriz de acidez natural y madurez que nos permitiera vinos muy expresivos. Las uvas se fermentaron y transformaron en vino con levaduras nativas del Valle del Pedernal. 

Para el caso del Pinot Noir, la mitad del corte se cría en piletas de concreto y la otra mitad en barricas de roble de segundo uso por 4 a 5 meses para afinar los taninos. El blend resultante es un vino con fruta delicada, fresco y con una textura que lo mantiene amable y vivo en el paladar. 

El Blanc de Blancs es un blend donde el Sauvignon Blanc se conserva en tanques de acero inoxidable sobre lías finas, manteniendo su gran potencia aromática, el Chardonnay en toneles de roble de 6.000 litros, y el Viognier en tanques y barricas de segundo uso. Esto genera un bajo impacto del roble en su crianza y proporciona una notable textura en el medio de boca. Como resultado, obtenemos un blend fresco y equilibrado que manifiesta su lugar de origen.

Social Links