Vertical


Con una edición limitada de sólo 500 estuches creada por Alejandro Martínez Rosell y Nicolás Calderón, estos tres blends –Malbec-Merlot, Malbec-Cabernet Sauvignon-Merlot y Malbec-Merlot-Cabernet Franc– prometen ser una oportunidad para viajar con los sentidos y conocer la historia de la bodega RosellBoher fundada a fines del siglo XIX. Tresetiquetas, cada una con su particularidad, pero unidas por un mismo denominador común: ser Gran Reserva. Aquella primera cosecha de 2013 estuvo conformada por 90% Malbec y 10% Merlot. Se muestra como un vino de color rojo brillante, con tonalidades naranjas, con lágrimas definidas y elegantes. En nariz se pueden percibir aromas a frutas secas como pasas de uva y ciruelas, y algo refrescante y especiado que acompaña las notas de vainilla y café propias de la madera. En boca, aparecen sabores a mermeladas y frutas secas. Se lo podría definir como un vino vibrante, profundo y elegante, de gran estructura polifenólica y con taninos dulces.




La añada 2014 la conformaron 60% de Malbec, 30% de Cabernet Sauvignon y 10% de Merlot. Es un vino de color rojo, con tonalidades naranjas, lágrimas definidas y elegantes. En nariz aparecen los higos secos, algo especiado y piracínico, propio del Cabernet Sauvignon, del tipo de pimientos que se acompaña bien con la madera. En boca, sabores a mermeladas y frutas secas. Es un vino amplio, de buen peso y elegante.

El tercer vino, 2015, lo integraron 60% de Malbec, 25% de Merlot y 15% de Cabernet Franc. Es de color rojo oscuro intenso, con tonalidades naranjas, en el que se perciben frutas rojas como guindas y cerezas bien maduras, que en concordancia con el paso por madera se torna bien compleja. En boca, aparecen sabores a mermeladas y frutas secas. Es un vino equilibrado, robusto, de buena acidez y complejidad.

El precio de cada uno de los estuches numerados será de $30.000. 

Social Links