Editorial

Por Matías Prezioso

El 2021 arranca su recta final y por suerte la presencialidad regresa progresivamente a la escena del mundo del vino. Los productores vuelven a visitar las distintas ciudades del país y las oportunidades de interactuar en persona con enólogos y agrónomos nos llena de alegría. 

La Asociación no se queda atrás y hemos retomado las actividades presenciales. Incluso sosteniendo todo lo bueno que ha traído la virtualidad y llegó para quedarse. Las actividades que durante el período de pandemia comenzaron a hacerse online permitieron que puedan asistir de forma remota socios y socias que no residen en ese lugar, y queremos seguir estimulándolo para que la AAS sea un reflejo de la profesión en cada rincón del país e incluso en otros países.

También seguimos con diversas actividades virtuales cada mes, desde #UnVinoUnaHistoria hasta #MasterclAAS. Hemos definido nuevos puntos de pick up para este tipo de acciones, de forma que la red de distribución sea cada vez más amplia y las distancias no sean un impedimento para que socios de todo el país estén íntimamente conectados.

En este número de LetrAAS podrás encontrar interesantes notas, como la del fortalecimiento de la DOC Luján de Cuyo; el cambio de imagen de bodega Altos Las Hormigas en su Malbec Orgánico Terroir Luján de Cuyo cosecha 2019; aprender sobre los usos de la madera en la voz de un experto como Andrés Vignoni; conocer novedades sobre Dante Robino; y enterarte del lanzamiento de una nueva añada del gran Dos Cielos, un vino hecho en conjunto por Lagarde y Humberto Canale. También podrás sumergirte en el mundo de Lui Wines y Martino Wines, que dan cuenta de la gran cantidad de bodegas que se han sumado este año a la AAS para hacer un trabajo codo a codo con los sommeliers argentinos.

¡Salud!

Social Links