Jornadas de Agricultura Sustentable

El salón de eventos del hotel NH Cordillera, en la ciudad de Mendoza, está repleto. No cabe un alfiler. Las 70 plazas para sommeliers llegados desde varios puntos del país están completas. Todos escuchan atentamente, anotan, levantan la mano para preguntar, huelen y prueban de sus copas. Así, durante nueve horas de entusiasmo e intensidad, cuatro paneles con los profesionales más relevantes del sector y enorme calidez transcurrió el gran evento del primer semestre de la AAS para socios: las primeras Jornadas de Agricultura Sustentable. 


Alejandro Martínez, de la Comisión Directiva de AAS, encabezó el evento, celebrando la elevada concurrencia y el nivel de los panelistas. “Más allá de haber logrado un evento de estudio y conocimiento de altísima calidad para nuestros socios, nos queda la sensación de que estamos frente al inicio de una temática que seguiremos buscando profundizar”, explicó.


El público que asistió al seminario estuvo constituido en su gran mayoría por socios de la AAS, tanto de Mendoza como de Buenos Aires y varios rincones del país, aunque también hubo gran participación de representantes de bodegas y prensa especializada.


Las exposiciones de los oradores durante el seminario siguieron ejes temáticos bien definidos y se estructuraron en cuatro paneles. El primer bloque de expositores constituido por Ricardo García (Ingeniero agrónomo consultor), Mauricio Castro (Ingenierio agrónomo, certificadora orgánica LETIS) y Facundo Bonamaizon (Ingenierio agrónomo de Chakana) se concentró en hacer un recorrido desde la permacultura a la viticultura orgánica y biodinámica, mostrando los avances, el contexto local, los desafíos y esfuerzos en relación al cuidado del medio ambiente que implican estas técnicas. 


En un segundo panel, liderado por Miguel Zuccardi (productor de aceite orgánico Familia Zuccardi), Hernán Cortegoso  (Ingeniero agrónomo y enólogo de Domaine Bousquet) y Damián Caruso (Ernesto Catena Vineyards), las presentaciones se centraron en mostrar sus experiencias con prácticas sustentables, haciendo hincapié en las diferencias entre la agricultura convencional y el cambio hacia una agricultura sustentable.


El tercer panel contó con la participación de Marcos Persia, uno de los especialistas biodinámicos más respetados de Argentina con una larga experiencia en horticultura y viticultura, quien explicó la historia, filosofía antroposófica y aspectos principales de las prácticas biodinámicas.


A manera de cierre, el último bloque expositivo a cargo de Leonardo Erazo (Enólogo agricultor de Altos Las Hormigas) y Gabriel Aristarain (Luna Austral) se centró en la elaboración de vinos bajo prácticas sustentables compartiendo sus experiencias, aquellas que marcaron el cambio. 


La dinámica del seminario entrelazaba la teoría con degustaciones de etiquetas que los oradores, como voceros de las bodegas, seleccionaron especialmente para esta jornada, teniendo lugar así mini catas guiadas por verdaderos expertos.


Un día de mucho conocimiento por asimilar que se cerró con la primera visita a una bodega: Ojo de Agua, quien recibió a los sommeliers  AAS que habían viajado especialmente a Mendoza con una cena y que además abrió las puertas de sus instalaciones para, de manera práctica, mostrar cómo trabajan con técnicas sustentables y ofrecer también degustaciones de botellas terminadas así como también de tanques y barricas.


El segundo día comenzaba temprano y Altos Las Hormigas recibió al grupo de sommeliers AAS con pico y pala en mano para sumergirlo en una calicata al pie de la viña donde la teoría se hizo presente a través de todos los sentidos. De la mano de Leonardo Erazo y Alice Viollet, recorrieron parte de los viñedos, espacios destinados a la generación de compost, contándoles a los socios los detalles del trabajo y esfuerzo diario que la sustentabilidad les plantea como desafío diario. La bodega preparó una interesante degustación de variadas etiquetas, la cual estuvo liderada por Leo Erazo. La visita se cerró con un rico almuerzo en las mismas instalaciones y el grupo marchó entonces hacia la segunda parada: los olivares de Familia Zuccardi.


Allí fueron recibidos por José Zuccardi, quien acompañado de sus hijos Miguel y Sebastián, les dieron la bienvenida a los sommeliers AAS y los fueron guiando en una visita que incluyó también explicaciones respecto del empleo de la sustentabilidad en la viña y en los olivos. Una nueva clase magistral in situ sobre prácticas para el control de plagas en los viñedos sumado a los cuidados sobre la conformación del compost de la mano de quienes día a día hacen que esta finca siga los estándares de sustentabilidad requeridos. Y de los viñedos se pasó a los olivares, donde el vocero fue Miguel Zuccardi una vez más, quien pudo bajar la teoría del día anterior a la práctica, dando así una visión completa del trabajo que desarrollan en la finca. Las necesidades puntuales de los olivos, totalmente distintas a las de las vides, el control de las plagas propias de estas plantas y una visita a la planta donde la prensa extrae finalmente el aceite. 


La última parada: Chakana. Facundo Bonamaizon junto con Gabriel Bloise abrieron también las puertas de la bodega, explayándose en las metodologías utilizadas en la elaboración de sus vinos. En la sala de barricas la charla guiada por ambos permitió que los socios pudieran sacarse muchas otras dudas que durante la jornada habían quedado pendientes de respuesta, completando así también, en el caso de Facundo, su exposición del día anterior. La degustación de sus vinos y la comparación de los elaborados bajo prácticas tradicionales en relación a aquellos elaborados por prácticas sustentables generaron el asombro de todos.



Social Links