Homenaje a Fernando Armesto

Por Alejandro Martínez

Dueño de una sonrisa inconfundible. Un solidario nato; un distinto; un humilde que no pudo evitar ser protagonista

Una sala colmada de gente, en una feria más de las tantas. Alguien del público se acerca al stand. Sin dejar de sonreír, saluda cordialmente, y comienza una afable conversación. Entre tanto, va tomando fotos, una por una, a cada etiqueta de vino que va degustando. Se sabe que es un entendido, un curioso, un apasionado. Se despide con la misma sonrisa, pero antes te hace sentir protagonista, y te pregunta, ¿me puedo sacar una foto con vos?

Esas personas que te dejan algo al primer contacto. Alguien al que le resulta fácil incidir de manera positiva en el otro, tal vez por un don, o quizás por vivir con el foco en lo importante.  

Pensar que cada minuto cuenta para dejar algo y trascender. Ser consciente de que cada copa puede ser la última; saber que nadie tiene el tiempo comprado, y que solo somos un instante en este mundo, es tal vez la razón de asumir el desafío de vivir intensamente. Así era Fernando Armesto, profesional en el arte de vivir, Sommelier, Profesor, Periodista, Esposo y Amigo, que el pasado viernes 13 de abril cambió su manera de existir.

Nos dejó un legado que se reflejó en las redes, como un gran álbum que muestra su vida compartida, y el afecto que dispensaba tan generosamente a quienes se le presentaban en su camino.

Cantidades inéditas de momentos congelados con tantas personas y paisajes recorridos. Dueño de una sonrisa inconfundible. Un solidario nato; un distinto; un humilde que no pudo evitar ser protagonista.

Hizo grandes aportes a la sommellerie Argentina. Era miembro de la Comisión Directiva de nuestra Asociación, compañero siempre predispuesto para lo que hiciera falta. Docente en la Escuela Argentina de Vinos, donde enseñó contenidos reforzados con humildad, pasión y humanidad. Valores que transmitió a sus alumnos,  y que nos hacen tan bien para enaltecer nuestra profesión. Gracias Fer por tanta entrega. Salud por siempre.

 

Social Links