Editorial

Por Matías Prezioso 

Una época especial para los que amamos el vino. La cosecha ha comenzado en la mayoría de las regiones vitivinícolas de Argentina y con ella se renuevan las esperanzas. Esas uvas que entusiasman a los productores y hacen pensar en ese gran vino que será disfrutado en un tiempo. 

Lo mismo está ocurriendo en la Asociación, donde siguen gestándose ideas y proyectos que nos llenan de emoción. Algunas, como esos blancos jóvenes y frescos, ven la luz más temprano; otras, como esos tintos de guarda y complejidad, toman forma para salir al ruedo en un tiempo. Se han materializado lindas cosas como la primera cruzada solidaria que nos permitió donar un gran número de alimentos y juguetes para el comedor Brazos Abiertos, siendo un éxito en cuanto a la colaboración de los socios y las bodegas. Ese espíritu asociativo que rige en la AAS y que normalmente utilizamos con los colegas, esta vez fue para una noble causa en línea con el contexto general que nos toca atravesar.

Y si de primeras veces se trata, también logramos llevar adelante la primera encuesta de socios de la AAS, con más de 150 participantes. Nos parece sumamente significativo para el futuro de la institución poder escuchar todas las miradas, tener todas las perspectivas y de esta forma que el horizonte sea aquel que más nos representa a todos. La pandemia nos ha obligado a utilizar nuevos formatos, rediseñar temáticas. Y para delinear lo que viene es muy rico contar con el aporte de todos los que hacen que la Asociación exista, quienes más aprovechan las actividades y proyectos que llevamos a cabo.

En este número de LetrAAS vas a encontrar notas de referentes del vino argentino como Guillermo Corona, Laura Catena y Paz Levinson. También vas a ver funciones de los sommeliers en las redes sociales, de la mano de un especialista como Mariano Braga. Y aprender de vinos de la mano de Pulenta Estate, Andeluna y Trez Wines.

¡A disfrutar!

Social Links