El símbolo de la perfección

Su formato circular emplazado en una línea arquitectónica de vanguardia llama la atención y hace que las miradas se vuelvan hacia esta bodega, que se fundó en 2007 como fruto de un proyecto de tres amigos: Roberto Timms, Jorge Ramirez y Esteban Zombory. Tres socios, tres orígenes distintos, tres apellidos reflejados en el logo de la bodega y ese número “tres” tan presente como símbolo del perfecto equilibrio y armonía, características que se buscan en estos vinos.

Gonzalo Mazzotta es el enólogo de la bodega y describe Perdriel como “una zona histórica de la vitivinicultura, a una altura que ronda los 950 a 1000 msnm, con suelos franco limosos con subsuelos de piedra en algunas zonas próximas al río, buena amplitud térmica y gran cantidad de días soleados; un lugar óptimo para distintos varietales”. Y agrega que se trata de un terroir que “aporta a los vinos elegancia, fruta fresca y madura, notas minerales, taninos maduros y buena acidez natural que se traduce en la frescura de estos vinos”.

¿Cuál dirías que es el concepto o filosofía de TREZ para la elaboración de sus vinos? 

GM: En TREZ lo que buscamos es la expresión varietal donde predomine la fruta bien ensamblada con la madera durante la crianza, hacemos vinos que tienen gran potencial de guarda y vinos más frescos pensados para un consumo más reciente o próximo.

Se trata de un proyecto que lleva unos 13 años de vida, con una infraestructura para la producción de tecnología avanzada. Sin embargo, cuentan con un viñedo de malbec que data de 1924, ¿tienen estas plantas algún cuidado especial?

GM: Las plantas se cuidan de manera personalizada, puesto que ya van camino a cumplir los 100 años y la idea es que las tengamos en buen estado durante varios años más, se trabaja todo de manera manual sin automatismos mecanizados.

¿Todos sus malbec salen de esta finca o tienen también algunos vinos que se hacen de otros viñedos más nuevos?

GM: Las líneas medias y altas provienen de nuestra finca. La entrada de gama, de otros viñedos. Hemos comprado uva de San Carlos, Valle de Uco y de Perdriel. Seleccionamos de acuerdo a las calidades y cantidades que necesitamos cada año.

¿Cuáles dirías que son las mayores diferencias entre un malbec de Perdriel y otros de otras zonas de Mendoza?

GM: Perdriel aporta elegancia, frescura, taninos maduros y elegantes respecto a otras zonas.

¿Cuáles son las líneas que trabajan hoy en la bodega?

GM: Tenemos tres líneas de vinos: Línea TREZ Reserva: En esta línea solamente tenemos malbecs: TREZ Winemaker’s Edition, TREZ Gran Reserva y TREZ Reserva. Las primeras dos son ediciones limitadas, que solamente lanzamos al mercado con vinos excepcionales. Poseen una chapa con nuestro logo que los destaca del resto de los vinos. El TREZ Reserva es nuestro emblema. Es el vino con el que arrancamos en 2007 y obtuvimos 92 puntos de Robert Parker. Es el vino que mejor nos representa.

Luego está la Línea Petit TREZ Reserva, que está compuesta por un Torrontés proveniente de uvas de Cafayate, un Malbec de nuestra finca y un Espumante Extra Brut de uvas pinot noir del Valle de Uco.

Y por último está la Línea Vivante/Petit TREZ Terroir, nuestra entrada de gama, que sale con dos etiquetas, una exclusiva para vinotecas y otra para consumo masivo.

Social Links