Los vinos de Gualtallary

Desde hace poco más de un año, José “Pepe” Morales se sumó a Huentala Wines como enólogo, un profesional que cuenta con vasta experiencia y que se desempeñó en distintas bodegas argentinas prestigiosas. Hoy, centrado en el estudio de los suelos, cuenta un poco más sobre Gualtallary y su trabajo en una zona que año tras año demuestra cada vez más su potencial.

Contanos un poco cómo surgió tu vinculación con el vino y dónde te desarrollaste como profesional antes de llegar a Huentala Wines.

JM: Mis estudios Secundarios los cursé en el Liceo Agrícola y Enológico “Domingo Faustino Sarmiento”, donde se despertó mi pasión por el mundo del vino. Es por ello que decidí, darle grado universitario a esa pasión e ingresé a la carrera de Licenciatura en Enología de la Facultad Don Bosco, Universidad Juan Agustín Maza y mientras cursaba la carrera y luego de graduarme, trabajé 14 años en Bodegas y Viñedos Pascual Toso, luego por 10 años en Bodegas Callia  y Pyros Wines,  Bodegas del Grupo Salentein. Actualmente me desempeño como enólogo en Huentala Wines. 

En los últimos años de mi carrera me he querido meter más en el entendimiento de los suelos, para profundizar su conocimiento y lograr vinos de parcela de Clase Mundial.

Otra de mis pasiones es la docencia, es por ello que fui docente por 10 años en la Facultad de Enología de la Universidad Juan A. Maza.

¿Cómo fueron tus comienzos en la bodega y qué fue lo que más te atrapó del proyecto de Julio Camsen?

JM: El comienzo fue muy bueno, con muchas expectativas y algo de ansiedad, al fin estaba por conocer profundamente el lugar del que todos hablan en el mundo del vino, estaba por conocer Gualtallary y esto iba a suceder desde una bodega donde el foco es la calidad total, por eso fue un comienzo muy cargado de entusiasmo. Y ese entusiasmo fue creciendo con el correr de los meses, viendo cómo evolucionaba la temporada y tuvo su punto máximo en la vendimia, donde pude experimentar en primera persona la calidad de las uvas de Gualtallary, queriendo estudiar y saber todo acerca del clima, suelo, formas de vinificar, etc. De este proyecto si hay algo que atrapa es el futuro que tiene, pienso que con la experiencia y el conocimiento, podemos llegar a lograr cosas realmente fantásticas.

Si tuvieras que hablar de Gualtallary, de su heterogeneidad de suelos, ¿cómo la describirías?

JM: Lo describiría como algo fascinante, hace pocos días hemos terminado un estudio de suelos con Guillermo Corona y los primeros datos que tenemos nos hablan claramente de esa heterogeneidad, que nos ilusiona con poder experimentar y lograr distintos malbecs en niveles muy altos de calidad. Se puede decir que la diversidad de posibilidades y condiciones es enorme y muy prometedora. Entrando en algunos detalles podemos decir en general que esa heterogeneidad se manifiesta en forma muy interesante, por ejemplo teniendo perfiles de textura  arenosa, también conglomerados aluviales - fluviales  calcáreos y finalmente conglomerados clasto calcáreos. En general estas formas son sumamente variables en toda la finca y están combinadas en distintas proporciones, lo que genera infinidad de posibilidades,  que originan esa gran variabilidad de suelos.

¿Cómo buscás potenciar  esa riqueza de suelos a través de los vinos?

JM: Creo que la clave está en establecer en el campo esas diferencias de suelos y luego como segundo paso trabajar parcelas o microparcelas a través de microvinificaciones que nos permitan ver si esas diferencias quedan plasmadas en el vino y, de ser así, llevarlas a una escala un poco mayor, sin perder esas características que pueden ser muy particulares y propias y únicas de distintos sectores de nuestro viñedo.

¿Qué variedades tienen plantadas hoy en las fincas? ¿Hay una lógica entre el tipo de variedad y el perfil de suelo en el cual está plantada?

JM: Tenemos plantadas 80 has. de Malbec, primero fue Malbec porque demostró siempre tener una gran plasticidad y una excelente adaptación a las condiciones de Gualtallary en cuanto a su altitud (1.400 msnm, temperaturas, etc.). Teniendo la suerte también que es una variedad que se expresa diferente, cuando hay situaciones distintas como pueden ser los suelos de nuestro Viñedo La Isabel State.

Otro desafío es el Cabernet Franc, ya tenemos algunas hectáreas plantadas que entran en producción el año que viene y tenemos toda la expectativa en este varietal, por lo que creemos puede dar en un lugar como Gualtallary.

Si tuvieras que elegir tu mejor vino de Huentala, ¿cuál sería y por qué?

JM: Si tuviera que elegir un vino de Huentala sería Huentala Block 19 & 20; porque fue el primer vino que pudimos hacer y mostrar las características particulares del viñedo, principalmente en lo referido a sus suelos. Expresándose como un Malbec serio y completo, con características muy particulares que lo hacen único.

Social Links