Michèle Aström Chantôme: La organización del concurso

Entrevista a Michèle Aström Chantôme



“El Concurso de Canadá expone al sommelier de América al resto del mundo”


Michèle es la actual Secretaria General y Directora del Comité de Relaciones Públicas, Comunicación y Marketing de la Association de la Sommellerie Internationale, A.S.I. En una charla con LetrAAS nos cuenta sobre los preparativos previos que conlleva la organización general del ASI & APAS Concurso Mejor Sommelier de las Américas.


1- Como todos sabemos en el mes de mayo se desarrollará el ASI & APAS Concurso Mejor Sommelier de las Américas: cuándo comenzaron los preparativos para este mega evento y cómo fue que te sumaste a la organización?


Todo comenzó cuando la Asamblea General de ASI votó a Canadá como el país anfitrión de la quinta edición de este concurso de las Américas, hace tres años. CAPS, Canadian Association of Professional Sommeliers, se comprometió a encargarse de toda la logística de la competencia, siendo ASI, Association de la Sommellerie Internationale, la responsable del concurso, editando las reglas, estableciendo un Comité Técnico para preparar todas las pruebas, verificando con APAS las inscripciones de los candidatos de todos los países americanos, organizando el panel de jueces, etc.



2- ¿Cuáles son tus responsabilidades dentro de esta previa al concurso y qué significa para vos a nivel personal poder ser parte de la estructura organizativa?


Como coordinador del Comité Técnico, soy la voz de Gerard Basset, especialmente esta vez, ya que desafortunadamente no podrá venir a Montreal. Entonces, tengo que verificar todo dos veces con mis colegas del Comité Técnico. Además, como Secretaria General de ASI y Directora del Comité de Relaciones Públicas, Comunicación y Marketing, mi función es asegurar que la imagen de la asociación y la seriedad del concurso sean respetadas. Como verás es mucho trabajo y son muchas las responsabilidades, pero debo señalar que tanto APAS como CAPS son muy eficientes, lo cual es de gran ayuda.


3- ¿Porqué es tan importante este concurso y quiénes pueden acceder a la competencia?


Este concurso es uno de los concursos continentales organizados por ASI. Los otros son: Mejor Sommelier de Asia y Oceanía y el correspondiente a Europa y África. Estos tres concursos son muy importantes porque permiten a los sommeliers poner a prueba sus conocimientos y habilidades no solo a nivel nacional, dándoles además la posibilidad de encontrarse con colegas de otros países y tratar de ganar un título codiciado. Todas las asociaciones, miembros de APAS, pueden enviar candidatos. Algunos que aún no son miembros de APAS también están invitados. Lo que es muy importante destacar es que el ganador queda automáticamente seleccionado para participar del campeonato mundial y su asociación está invitada a enviar un candidato adicional. ¡Doble oportunidad para el país! Este concurso es también una gran muestra para los sommeliers de América y para Canadá porque expone al sommelier de América al mundo. Como CAPS está invitando a presidentes de asociaciones de todo el mundo, Canadá será muy observada por todos.


4- Has viajado mucho y has tenido la posibilidad de conocer distintos perfiles de sommeliers. ¿Cómo describirías la evolución de la figura del sommelier a nivel mundial y cuáles son desde tu punto de vista los aportes que esta profesión hace al mundo del vino?


La profesión de sommelier está evolucionando todos los días, en todo el mundo. Los sommeliers solían trabajar principalmente en restaurantes. Fue un trabajo difícil a principios del siglo pasado, ya que recibían el vino en barriles y tenían que ponerlo en botellas. Esos tiempos han terminado, pero en parte esto explica por qué los sommeliers eran solo hombres. Ahora puedes encontrar muy buenas sommeliers mujeres en muchos países. Como el trabajo en sí requiere muchas horas diarias, muchos sommeliers prefieren ahora trabajar en una vinoteca, o para empresas relacionadas con el vino. Tienen más tiempo para sus familias... De todos modos, cualquiera que sea su trabajo, lo más importante es que son, ante todo, los embajadores del vino. ¡Son el último enlace entre el winemaker y el cliente! Ellos son los que pueden explicar el vino, aconsejar sobre la mejor combinación con la comida, sobre la temperatura adecuada, las copas ideales ... Y hay mucho más que decir sobre el vino ... También pueden hacer una devolución al winemaker la cual es muy útil, ya que el paladar y el gusto del cliente también están evolucionando.


5- ¿Cómo ves la aparición de las nuevas generaciones de sommeliers?


Las nuevas generaciones incluyen más mujeres y sommeliers más jóvenes. La gente ahora está acostumbrada a confiar en una sommelier mujer o en un sommelier más joven. Eso se debe a los títulos que obtienen pasando exámenes, ganando concursos... Son cada vez más expertos. Su estilo también está cambiando. Son menos formales. Quiero decir: en el pasado, y aún hoy en algunos restaurantes estupendos, el sommelier tiene un uniforme estricto. Ahora, incluso en restaurantes con estrellas Michelin, llevan ropa más casual dependiendo del estilo del lugar.


6- ¿Cómo fue que surgió tu interés por el vino y cuántos años hace que trabajas en la industria?


Por lo que puedo recordar, ¡siempre he sido una amante del vino! Todo comenzó con mi abuelo, que tenía un pequeño viñedo y solía darme su vino desde niña para que lo probara. Entonces puedo decir que es una larga historia de amor la que tengo con el vino. Hablando seriamente, me involucré mucho con el vino a finales de los 70 cuando se lanzó el Trophée Ruinart. Para las competencias, le pedí a un grupo de grandes sommeliers y maestros que me ayudaran con las pruebas. Confieso que aprendí mucho con ellos en el Comité Técnico.

Social Links