Editorial

La llegada de la primavera nos introduce en la última recta del año. Una época que tradicionalmente estaba llena de eventos, degustaciones y presentaciones de vinos. La Asociación no era la excepción, llevando adelante los eventos más fuertes del año, como SommLab o el concurso Mejor Sommelier de Argentina.

Hoy el contexto nos lo impide, pero a través de MasterclAAS, Un vino una historia, EnglishClAAS, el Taller de Francés Online y tantas otras cosas seguimos buscando estimular a los socios y socias, así como también integrar a este colectivo cada día más grande. Lo mismo haremos en Diciembre, Enero y Febrero, meses que históricamente veían reducida su cantidad de actividades pero que ahora buscaremos reforzar más que nunca para seguir capacitando y divirtiéndonos de la mano de enólogos, agrónomos y bodegueros.

Así como las charlas virtuales permitieron seguir uniendo a colegas en todos los rincones del país (y del mundo), también seguimos impulsando el crecimiento académico. Siempre bajo la premisa del respeto y fortalecimiento de la profesión, es que desde hace más de tres años aquellas entidades educativas que dicten la carrera y cuyo programa esté avalado por un Ministerio de Educación (nacional, provincial o de la jurisdicción que corresponda) mediante una resolución, pueden obtener su aval, siendo sus egresados reconocidos como socios titulares. Hoy tenemos 6 instituciones que participan, incluyendo localidad en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Mendoza, Rosario y Neuquén, aunque hemos invitado y nos mantenemos en contacto con más lugares e instituciones para lograr que se sumen. 

En esta edición de LetrAAS van a poder encontrar lindas notas de proyectos españoles, o el vino natural del que tanto se habla en estos tiempos. Pero también artículos de bodegas como Argento, Huentala Wines, Nieto Senetiner y Viñas del Nant y Fall. Ellas son un fiel reflejo de las más de 70 bodegas que en este año complejo han reforzado su voto de confianza por la Asociación y, por lo tanto, su apoyo a los sommeliers de Argentina. Productores pequeños, medianos y grandes; bodegas que vienen apoyando hace años y otras que se sumaron en 2020 porque ven el crecimiento de la profesión en general y de la AAS en particular.

Estamos convencidos que poder nuclear a los sommeliers de todo el país contribuye al prestigio, crecimiento y afianzamiento de la profesión en Argentina, generando acciones inclusivas, que nos permiten un espíritu colectivo y darles un gran espacio de comunicación a las bodegas argentinas. Cuantos más seamos, la Asociación será más representativa de la sommellerie local y nuestra voz será cada vez más fuerte dentro del mundo del vino argentino.

Por Matías Prezioso

Social Links