Editorial

La segunda mitad del año nos encuentra con una pandemia que lamentablemente aún no tiene fin y el mundo del vino sigue enfrentando obstáculos. En ese contexto, hay mucha gente que sigue con la frente en alto, buscando caminos e ideas para ser originales, seguir construyendo. En esta edición de LetrAAS hablamos de Trevelin, la flamante Indicación de Origen de la provincia de Chubut cuyos vinos ya dan que hablar y permite – junto con otras zonas de la Patagonia y la costa Atlántica argentina – vislumbrar terroirs con características completamente distintas a lo que estábamos acostumbrados.

También hubo grandes noticias para los socios y socias sommeliers de la Asociación. La capacitación es uno de nuestros pilares y al lanzamiento de #EnglishclAAS lo siguió este mes un curso de francés vitivinícola junto con la Alianza Francesa de Mendoza. Cubrimos así dos de los idiomas principales en el mundo del vino y damos más herramientas para que los sommeliers se desempeñen en sus tareas diarias. 

Sin dudas, la noticia más importante del mes es el nuevo ciclo de catas virtuales. Si bien seguimos con un gran éxito en las #MasterclAAS, donde cada semana hay un productor local o internacional que nos enseña un poco más de tal uva o denominación de origen, todos sentimos la necesidad de volver a estar en contacto con la degustación profesional. A la teoría acompañarla con la práctica. Era hora de volver de a poco al ruedo y hoy tenemos la alegría de haber desarrollado un programa federal donde los sommeliers del país pudieran volver a catar vino y escuchar la historia de la mano de sus creadores. Un vino, una historia es un nuevo ciclo de catas virtuales donde las bodegas presentarán un vino especial y contarán a un grupo reducido la historia del proyecto que dio nacimiento a esa etiqueta incluyendo la cata del vino en cuestión. 

Hay que seguir, hay que ser fuertes en esta etapa de dificultades y aprendizaje para el mundo en general y el mundo de la gastronomía y el vino en particular. Pero, ante todo, seguir unidos y siendo, pese a las adversidades, todos los días mejores profesionales.

Por Matías Prezioso

Social Links