Mucho estudio y buenas noticias

El mes de marzo en la AAS se abría con la convocatoria al International ASI Diploma for Sommelier que por primera vez se tomaba en Argentina, una certificación que  evalúa las habilidades profesionales de los sommeliers con los más altos estándares, equivalentes a los utilizados en los concursos nacionales e internacionales y que  convoca a profesionales argentinos y sudamericanos para permitirles validar su título a nivel mundial.

“Establecer estándares de calidad para sommeliers en todo el mundo, ofrecer una certificación global basada en resultados y proporcionar credibilidad a la profesión son los tres ejes sobre los cuales se basa este examen. En 2012, ASI estableció el examen para este Diploma  con el objetivo de armonizar el nivel de los sommeliers de todo el mundo y demostrar el nivel profesional de quienes los obtienen. Para mí, el haber podido organizar por primera vez en nuestro país este examen fue todo un desafío que además me llenó de orgullo, porque permitió a muchos sommeliers argentinos y de Latinoamérica medirse profesionalmente, algo que hasta ahora no se había organizado”, dice María Laura Ortiz, actual Coordinadora Académica de Certificaciones Internacionales de la AAS.

“En esta edición – agrega María Laura - Argentina formó parte de los 14 países que evaluaron a sus sommeliers en forma simultánea, sumando 52 nuevos diplomados alrededor del mundo y fue el único país que optó por duplicar las sedes para facilitar el acceso al examen en cuanto a costos y logísticas, eligiendo Buenos Aires y Mendoza como sedes ya que congregan a la mayor cantidad de sommeliers del país”.

La convocatoria fue excelente, se sumaron al examen más de diez sommeliers y se contó con un jurado de lujo en ambas sedes integrado por Valeria Gamper, Eugenia Loria, Bárbara Jones y Romina Rolón en Mendoza, mientras Matías Prezioso, Valeria Mortara, Mariana Achaval, Natalia V. Suárez y Andrés Rosberg trabajaron desde Buenos Aires. Los diplomados fueron: Martín Bruno (Gold Excellence) Andrés Lafarge (Gold), Agustina Larriera (Gold) David Paredes (Silver) y Leonor Soza de la Carrera (Silver).

“El rol de la Asociación Argentina de Sommeliers ha sido clave a la hora de obtener el Examen ASI porque garantiza que el profesional cumple los más altos estándares de servicio y posee un conocimiento del vino globalizado sin importar el lugar de procedencia. En años venideros se espera volver a ser sede y poder mostrar el potencial de Argentina en el ámbito de la sommellerie mundial”, culmina María Laura, invitando a que en la próxima edición se sumen más colegas al desafío.

Felicitaciones!

Social Links