El vino por dentro

Por Marcela Rienzo

El reconocido chef Antony Bourdain solía decir que una cosa es haber entrado alguna vez a la cocina de un restaurante y otra, muy distinta, es haber cocinado en ella.

Nosotros, como Asociación, también creemos que para un sommelier es muy importante ser partícipe en primera persona de los procesos de elaboración de un vino.  Y con este objetivo, entre otros,  empezamos el año, poniendo el esfuerzo en conseguir posibilidades de acercamiento entre la industria y nuestros socios.

Es por eso que se organizó por primera vez el programa “#VendimiAAS”, en el cual varias bodegas se comprometieron a recibir a nuestros socios para compartir con ellos jornadas de trabajo de bodega y viñedos durante el momento más especial de año.

Así fue que, durante los últimos días de febrero y primera semana de marzo, la bodega Trivento recibió a Nadia Kalayán y José Antonio Bruno, El Porvenir de Cafayate a Elizabeth Cruz y Ana Oyarbide y Vinos de la Luz a Gabriel Ameri, Virginia Berno, Gonzalo Agüero y Alejandro Di Doménico. Estos ocho socios participaron de la experiencia y convivieron codo a codo con enólogos, agrónomos, personal de bodega y trabajadores de finca.

El resultado fue superador, y queremos compartir con toda la comunidad algunos de lo testimonios, como el de Elizabeth que estuvo en Cafayate junto a Paco Puga, enólogo de El Porvenir. “Me llevo una experiencia enriquecedora e inolvidable. Fue un privilegio haber sido parte de esta vendimia 2020. Vivimos ese detrás de escena que sirve para transmitirle a la gente todo el trabajo que significa llegar a ese producto final”.


José Antonio recuerda la experiencia con gran entusiasmo, “¡Tuvimos mucha actividad! Probamos con Germán Di Cesare, Jefe de enología de Trivento,  veintisiete tanques: desde uva recién prensada hasta vino terminado. Todos los estadíos, distintas variedades, y catas comparativas para enseñarnos a reconocer, desde el mosto y también desde el tanque, cuál vino va a tener buena acidez al final del proceso. Probamos vinos de barricas viejas, trabajamos en el viñedo, elaboramos compost. Tuvimos presentaciones de marketing, de ventas, de exportación, de envases. No se guardaron nada. Esta experiencia me ha hecho crecer enormemente como sommelier. Todavía no puedo creerlo”


Para Gonzalo y sus compañeros, la vendimia en Vinos de la Luz tuvo muchos momentos positivos. “Al hacer trabajo de campo en el viñedo, pudimos conocer infinidad de detalles. Aprendimos, por ejemplo, a apreciar diferencias entre las fincas y sus terroirs (Altamira, Gualtallary, Vista Flores). Dentro de la bodega pasamos por varias tareas: selección de racimos, remontaje, pisonaje, control de temperaturas. Pablo Navarrete y su grupo de enólogos nos enseñaron mucho. Todo el equipo hizo que nuestra experiencia fuera inolvidable.”

Desde la AAS solo nos resta agradecer. A los socios por apostar a la excelencia, a las bodegas, por abrir sus puertas con tanta generosidad y a todos los colaboradores que trabajan para que hoy esto sea posible. Estamos orgullosos de que lo que alguna vez fue un sueño, sea hoy una realidad. ¡Gracias!

Social Links