Entrevista a Eduardo Casademont

Con viñedos rodeados de moras, de donde tomó el nombre la bodega, Finca Las Moras cuenta en la actualidad con viñas situadas en distintos valles sanjuaninos, donde el foco está puesto en la sustentabilidad, la innovación y una continua búsqueda de micro regiones que aporten a sus vinos complejidad y elegancia.

Se habla mucho del Valle de Pedernal, pero ¿cómo es que surge el interés en este Valle y porqué ha tomado tanta importancia en los últimos tiempos?

EC: El Valle de Pedernal está situado a 1400 msnm., entre dos cadenas montañosas, los Andes al Oeste y las Sierras Pampeanas al Este. Sin dudas es una joya de la naturaleza que logró captar el interés debido a las inmejorables condiciones de clima y suelo, y a los primeros resultados obtenidos de los vinos elaborados con uvas provenientes de esta zona. 

Las condiciones geográficas particulares de esta región, favorecen a la obtención de uvas de alta calidad enológica; Sagrado Pedernal de Finca Las Moras, es uno de los exponentes que mejor refleja este terruño enmarcado entre la Sierra de Pedernal y la Precordillera de los Andes.

¿Cómo fue la elección de estos suelos en Finca Las Moras, y qué los decidió a comenzar allí con su proyecto?

EC: Para la elegir los suelos y dar inicio al proyecto lo primero que hicimos fue buscar un lugar dentro del Valle, este primer paso fue fundamental en el proceso de elección ya que debíamos encontrar un sitio que nos asegurara la cantidad y calidad de agua necesaria para cultivar. Una vez elegida la zona, pasamos a la segunda instancia en la que realizamos un estudio minucioso de los suelos, en el que pudimos definir los diferentes perfiles y sus componentes; y por último, elegimos los varietales a cultivar.

¿Cuál dirías que es la marca característica que identifica a los vinos de este valle, y que los diferencia de otras zonas de San Juan? 

EC: Valle de Pedernal es un lugar de excelencia porque allí  se combinan dos factores únicos: la gran altura y los suelos calcáreos de origen geológico que dan como resultado exponentes con cualidades únicas. La composición mineral del suelo y la acidez natural de la zona, influyen directamente en las características distintivas de los vinos que se producen allí y que a diferencia de otras regiones de San Juan, son frescos, tensos, minerales y carnosos en boca. 

¿Qué vinos de Finca Las Moras salen hoy del valle?

EC: Cuando mencionamos a los vinos más destacados de la zona surge en primer lugar Sagrado Pedernal, el vino ícono que nació para rendir culto al Valle. Un Malbec proveniente de viñedos regados por goteo con agua de deshielo de la cordillera de Los Andes. Por su elegancia y sutileza, logra conquistar hasta los paladares más exigentes como Decanter y Tim Atkin.

Otros exponentes que acompañan a Sagrado de Pedernal y que también poseen características provenientes de este valle excepcional son los vinos de la línea PAZ (excepto el Bonarda). Finca Las Moras Gran Syrah, un blend de tres Syrah que consigue reunir lo mejor de los valles más representativos de la provincia. Cada uno con sus características propias aportaron a este vino complejidad, estructura, intensidad y concentración aromática. Gran Syrah es la etiqueta  que se logró posicionar como el mejor exponente de su especie

¿Recordás alguna anécdota personal de tu primera llegada al Valle de Pedernal? ¿Cuál fue tu primera impresión al llegar a esas tierras de donde hoy salen estos vinos de alta gama?

EC: Más que anécdota, tengo grabada la primera impresión que me llevé al descubrir en Pedernal un lugar maravilloso, no solo en cuanto al paisaje sino también por la combinación de su flora autóctona y el trabajo del hombre en los cultivos de vid y nogales. La claridad de su cielo, la nieve en sus montañas, esa maravillosa sensación de los “ruidos del silencio” y por supuesto, la convicción íntima desde el primer momento de que estaba ante uno de los mejores Valles de Argentina. 

Social Links