Entrevista a Alejandro Pepa

Mendoza lo vio nacer y volverse un profesional, pero fue en el Norte Argentino en donde puso a prueba todo lo que sabía y terminó de formarse con la práctica. ¿Sumarte a la Bodega fue un proceso simple o te costó tomar esa decisión?

AP: Fue simple, el entusiasmo de comenzar esta nueva aventura allá por el año 2000, tanto profesional como de vida, nos movilizaba muchísimo, ese entusiasmo me motivó a incorporarme y adaptarme rápidamente al equipo de trabajo de la Bodega. Teníamos muchas cosas nuevas en mente para desarrollar y eso nos mantenía muy ocupados y en constante actividad. Lo recuerdo muy bien, fueron etapas intensas, con muchos cambios, nuevos desarrollos, innovaciones, certificaciones de calidad, cambios de procesos, con mucho aprendizaje y siempre rodeado de grandes personas y un equipo técnico genial que hicieron que todo este proceso fuese muy bueno e inolvidable. 

¿Qué tiene Cafayate que no tiene Mendoza?

AP: sin dudas el carácter de “pueblo del interior del País”. Poco a poco se está convirtiendo en una pequeña ciudad, que conserva esa linda sensación de calma que dan los encantadores pueblos, con sus costumbres tranquilas, con su andar con calma, donde los niños juegan en las veredas y calles durante todo el día o luego de cenar. Una pequeña ciudad donde se percibe esa sensación de calma. 

A la vez, Cafayate es la ciudad central en los Valles Calchaquíes, convirtiéndose en el punto central de arribo de todos los turistas que pasan por esta zona, por lo que se ve un movimiento de turismo constante, que le da un encanto y actividad extra a la toda la región.

Una vez que llegás a Cafayate, podés realizar tours entre viñedos y bodegas, realizando degustaciones y visitas guiadas de manera  simple, ya que las mismas se encuentran a corta distancia entre ellas. Lo que facilita muchísimo el turismo enológico.  

¿Cómo influye ese terroir único en los vinos, cómo se manifiesta en ellos?

AP: Todo el valle es considerado uno de los Valles Vitivinícolas más altos del mundo. Su altura mínima la vemos a 1.660 msnm y encontramos viñedos implantados desde esa altura y hasta 3.110 msnm. Esto da una gran diversidad en el potencial de las uvas y por lógica diversas concentraciones, colores, aromas y sabores en los vinos producidos a lo largo del Valle. Y lógicamente, es una de las características principales que definen el resto de las condiciones generales de este terruño.

El clima de Cafayate es continental, árido y seco, un promedio de lluvias menor a 212 mm, con una amplitud térmica diaria de entre 18.2°C y 20°C, que se ve re reflejado en las mañanas frescas, tardes templadas o calurosas y noches frías. Este hecho se debe a la gran altitud y a la escasa humedad en la atmósfera, que provoca el calentamiento del suelo durante el día y un marcado enfriamiento durante la noche. 

Los vinos blancos tienen gran personalidad, generalmente se presentan con colores amarillos de media intensidad con notas verdosas y destellos brillantes, con aromas florales, flores de naranjos o frutados y con notas delicadamente cítricas como pomelo, cáscaras de naranjas e incluso algunas especies. En boca se presentan frescos, vibrantes, con sensación de entrada dulce pero final muy fino y refrescante. Sin dudas la principal uva blanca de la región es el Torrontés. Se destacan también entre los blancos, vinos de variedades tradicionales como son el Chardonnay, Sauvignon Blanc, y últimamente están apareciendo algunas novedades como lo son el Roussanne, Marsanne para utilizarse en vinos de cortes. 

Los vinos tintos norteños se expresan de manera increíble. Con muchísima concentración, gran intensidad de color, muy expresivos aromáticamente y con gran fuerza de boca. 

Los Malbec son casi negros muy profundos con notas violáceas brillantes en los bordes, sus aromas mezclan los tradicionales frutos rojos, ciruelas maduras con leves notas florales, de albahaca o especies. En boca se presentan con gran estructura, fruta madura y dependiendo la fecha de cosecha encontramos mucha frescura o gran concentración de cuerpo con taninos generalmente maduros.

El Cabernet Sauvignon es muy particular en el norte. Por lo general presenta color rojo rubí intenso con bordes color teja. El aroma tradicional que prevalece es el pimiento morrón, especies, pimienta. Son aromáticamente intensos. Tienen una boca concentrada, dulce y de muy buena estructura tánica, casi siempre presentes.

El Tannat es increíble. Intenso, los técnicos debemos tener paciencia y cuidados tanto en la decisión del punto de cosecha como durante el proceso de elaboración. Se deben realizar trabajos cuidando su intensidad de manera de “no sobre extraer” durante las maceraciones y lograr así Tannat poderosos pero lindos de tomar. Generalmente son casi negros y profundos. Frutos negros, chocolate y tinta “china” suelen ser descriptores comunes. En boca dependen de la maceración elegida, pero solemos encontrar mucha estructura con taninos presentes.

Dos variedades que continuarán sorprendiendo tanto en su utilización como varietal o como en cortes son el Cabernet Franc y el Merlot.

LLevás viviendo en los Valles Calchaquíes casi 20 años, ¿cómo eran los vinos de la zona cuando recién llegaste y cómo los ves hoy? 

AP: La zona cambió totalmente. Recordemos que el foco en aquellos momentos era el vino blanco Torrontés y hoy son los vinos tintos principalmente el Malbec seguido por el Cabernet Sauvignon  y el Tannat. No solo cambió el tipo de color, sino también el estilo de los vinos de la región. Es algo muy lógico e imposible de pensar en lo contrario y se explica no solo por una tendencia general en el consumidor, sino por todas las inversiones e innovaciones que fueron ocurriendo en la industria en la región en estos últimos años. Los viñedos se equilibraron, el pensamiento técnico se transformó de alta producción a producciones muy equilibradas, las bodegas incorporamos tecnología de última generación, líneas de recepción de uvas con selecciones manuales y automáticas, equipos de fríos, salas de barricas acondicionadas, toneles y barricas, vasijas de cemento, acero inoxidable, etc. Es un conjunto de factores que influyen en las características finales de los vinos, son parte del “terroir”, la acción humana es parte de las características de los vinos.

Hoy nos encontramos en general con vinos vibrantes, frescos, limpios, de colores intensos, con gran pureza e intensidad varietal y carácter regional. Vinos bebibles que te invitan a acompañar momentos y comidas de todos los gustos. Los vinos del Valle Calchaquí tienen un gran potencial y tienen un carácter diferente al resto de los vinos argentinos. Actualmente son vinos de gran reconocimiento nacional e internacional. Sin dudas hoy estamos en el mapa de los grandes vinos argentinos.

Hace unos días conocimos a la nueva Mejor Sommelier de Argentina, Valeria Gamper. ¿Qué significa para vos hoy un sommelier y cuál dirías que es el aporte de esta profesión al mundo del vino?

AP: Son un nexo muy importante entre las bodegas y los consumidores. Fundamentales a la hora de llegar a la gente. Es importante que estén en constante contacto con los técnicos de cada región, que entiendan las variaciones en las cosechas, que conozcan las diferencias en las características de las regiones y de los vinos de cada lugar. 

Nos ayudan a entender y decidirnos en el momento que compremos una botella, por lo cual deben ser responsables, honestos, formados y actualizados. 

Hoy en Argentina como alrededor del mundo, nos reunimos permanentemente con sommeliers para transmitir las ideas y características de nuestros vinos. Son un nexo muy importante en la cadena de consumo e importantes comunicadores.

¿Tienen planeada alguna sorpresa en El Esteco para este año?

AP: Sí, como inicié contando al principio de la nota, los nuevos desarrollos e innovaciones continúan motivando y acelerando nuestro motor interno. Recientemente, lanzamos nuestra nueva línea Blend de Extremos, en la cual mezclamos uvas de nuestros viñedos plantadas a altitudes diferentes y extremas entre 2.000 msnm y 1.700 msnm, en esta línea podremos apreciar una gran identidad de vinos del Valle Calchaquí. ¡Los invitamos a conocer estos vinos y a disfrutarlos! 

¡Los esperamos por Cafayate, salud y gracias!

Social Links