El poeta del vino y su último sueño

Una bodega experimental biodinámica que tuvo su primera cosecha en 2017, y, desde entonces, el equipo de Ernesto Catena sigue más enamorado que nunca de los resultados obtenidos. “Es nuestro último sueño estelar, de allí su nombre. Su construcción tiene forma de cometa y fue hecha con materiales reciclados”, dice el enólogo.

La bodega como proyecto se emplaza en la filosofía general que conecta todos los proyectos de Wine is Art!, aquella que cree en la agricultura orgánica y biodinámica certificada y en la conexión que existe entre el hombre, la naturaleza y el universo: “Buscamos que nuestro viñedo refleje nuestras creencias”. Hoy Stella Crinita cuenta con tres varietales: Petit Verdot, Barbera y Cabernet Franc, y luego tiene su Amici Miei. “el primer vino natural que hice para mis amigos. Se trata de un vino para acompañar tapas, pastas, higos, rabas o tomarlo solo, ya que está perfectamente equilibrado. Es un vino joven, puro, fácil de tomar, nutritivo”, agrega Ernesto Catena.

Este Poeta del vino, como también se lo suele llamar, explica que el movimiento del vino natural surge principalmente en Francia e Italia, aunque es una tendencia que se manifiesta en toda Europa y también en algunos países de América, como Estados Unidos, Chile y Argentina. “Quienes elaboran vinos naturales surgen como antítesis de los vinos industriales. Es más, yo creo que es la representación del conflicto entre la visión artística (natural) contra la científica (industrial) como criterio para elaborar y evaluar vinos”.

Los vinos que salen de esta pequeña bodega provienen de viñedos ubicados en el Valle de Uco que cuentan con certificación orgánico/biodinámico, lo cual implica que a las uvas se les da el mejor cuidado que pueda existir. Durante el proceso no se pueden corregir defectos de la uva con químicos, y por eso aquí se extrema el cuidado de los viñedos para que esa uva llegue a la bodega en excelente estado. Es decir, “el vino bueno se hace de uvas buenas. Son vinos que se hacen con precisión y paciencia, pero más que nada con total libertad, sin preconceptos del tipo “esto no se puede hacer porque”.


Amici Miei – 2018

Un homenaje a la amistad. Se trata de un varietal 55 % Petit Verdot y 45 % Barbera, proveniente de Vista Flores. Es un vino natural sin sulfitos agregados con una nariz a tierra, yuyos y frutos rojos. De un color intenso y marcada acidez con espasmos de cítricos y pétalos suaves; final fresco y serpenteante amargor. 

Social Links