Martín Bruno y su puesta a punto con Véronique Rivest

El Mejor Sommelier de Argentina 2017, Martín Bruno, realizó una sesión de entrenamiento intensivo bajo la supervisión de la prestigiosa sommelier canadiense Véronique Rivest. Martin Bruno busca así perfeccionar su nivel de preparación con vistas al Concurso Mejor Sommelier de las Américas, Canadá 2018.

Martin Bruno viajó a Ottawa, Canadá, a principio de febrero y trabajó con Véronique Rivest, una de las más respetadas sommeliers y ganadora de varios premios. En una entrevista Martín nos cuenta cómo vive este momento tan importante para él.

¿Cómo surge esta idea de hacer un entrenamiento con una persona tan destacada como Véronique Rivest y en qué consiste esta especialización?

La idea nace durante el entrenamiento para el último Concurso ASI Mejor Sommelier del Mundo en 2016, mientras me estaba preparando con la invaluable ayuda de María Barrutia, Flavia Rizzuto y el equipo de CAVE.  En determinado nivel de competencia, para dar el salto es necesario tener acceso, no solo a vinos de todo el mundo, sino a una persona que tenga experiencia y disciplina de entrenamiento de nivel internacional. El entrenamiento con Véronique se enfoca especialmente en cata y servicio.

Y es que Véronique Rivest es una sommelier reconocida no solo en Canadá sino también en todo el mundo. Su pasión por lo que hace la ha ido llevando a ocupar el lugar que hoy tiene como uno de los referentes del mundo del vino y del servicio. Ganó el Canada’s Best Sommelier en 2006, defendiendo su título en 2012; ganó el Wine Woman Award en 2007 en París; fue Mejor Sommelier de las Américas en 2012 y  finalmente, en 2013, ocupó el segundo lugar en el World’s Best Sommelier en Tokyo.

¿Cómo se siente el Mejor Sommelier de Argentina ante esta posibilidad de aprendizaje y como vivís estos momentos previos al viaje?

Me siento muy entusiasmado y con muchas ganas de emprender este viaje de aprendizaje y conocimiento. En estos días previos al viaje busco prepararme estudiando y leyendo mucho, para tener una base teórica sólida a la hora de iniciar el entrenamiento con Véronique.

¿Qué expectativas tenés respecto a este entrenamiento y cómo pensás que puede impactar en tu carrera profesional el haberte capacitado con Véronique?

Las expectativas son siempre seguir aprendiendo, creciendo y mejorando como sommelier cada día. En lo profesional, este tipo de entrenamiento permite mejorar la técnica de cata, lograr mayor precisión y velocidad en el servicio y fortalecer la mentalidad y disciplina necesarias para un concurso.

Martín Bruno tiene 34 años, nació en Argentina y es sommelier egresado del Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (CAVE) en el 2009, donde se desempeña como docente. Actualmente es Brand Ambassador en Pernod Ricard Argentina y Sommelier Ejecutivo en Tegui Restaurant. Martín comenzó como bartender con Federico Cuco, para luego irse a Nueva Zelanda, un viaje que según él, le dio un giro a su vida, ya que entró a trabajar en un restaurante donde debió aprender mucho de vinos. Cuando volvió a Argentina comenzó a estudiar en CAVE. Trabajó con Hernán Gipponi, en Florería Atlántico, en el restaurante de Michel Bras en Francia y nuevamente de regreso se desempeñó durante cuatro años como sommelier ejecutivo y jefe de sala de Tegui, el premiado restaurante de Germán Martitegui, que ostenta el décimo puesto entre los mejores de toda Latinoamérica.

 

Social Links