Entrevista al Equipo de Bodegas Etchart

Los enólogos de la tradicional bodega salteña, Carlos Gonzalez y Virginia Quarin, la cual ha lanzado una línea de vinos que lleva el nombre del Mejor Sommelier de Argentina: Cafayate - Martín Bruno, hablan sobre su experiencia con la bodega. 

¿Cómo se sienten como profesionales al pertenecer a una de las bodegas más antiguas del país?

CG & VQ: los sentimientos son muchos, pero sin lugar a duda, estamos orgullosos de ser parte de una bodega que ha logrado perpetuarse a lo largo de los años como referente de la vitivinicultura argentina.

Tu historia a lo largo de los años es tu marca registrada, Etchart tiene alma vallista y años de historia que sus vinos reflejan, es apasionante para nosotros poder disfrutar de hacer lo que nos gusta en un lugar así.

Agradecidos, comprometidos y responsables nos sentimos de seguir sumando “canas” a esta leyenda enológica.  

Trabajaron junto a Juan Carlos Mosca quien lleva más de 20 años en la bodega y está planeando ahora su retiro: ¿Cómo es trabajar con un referente de la enología de Cafayate? 

CG & VQ: Es todo un honor y un gran aprendizaje. Como equipo buscamos amalgamar nuestras diferencias etarias y que esto se traduzca en seguir el legado de Juan Carlos pero con nuestro sello personal. 

A lo largo de estos años compartidos entendemos que fue un enriquecimiento mutuo y un trabajo en equipo sumamente valioso. ¡Hicimos un ‘blend’ interesantísimo!

Nacieron en Mendoza pero trabajan en una bodega salteña, dos terroir distintos. ¿Qué es lo que más destacan de Salta y que les gusta ver presente en sus vinos?

CG & VQ: a nivel profesional, Salta es oportunidad, un terroir único, generoso, amigable y con una personalidad que nos cautiva. No nos olvidamos de dónde venimos, pero esto es lo que hoy elegimos.

En lo personal, su gente, nuestro equipo, el sol cafayateño, las empanadas y sus chacareras, ¡Salta es tan linda que enamora!

En nuestros vinos nos gusta ver presente nuestra pasión, nuestras almas… nuestra madera, de lo que estamos hechos. 

Queremos que al destapar una botella de “Cafayate”, el consumidor descubra todo lo que de este Valle nos conquista, cómo entendemos al lugar, su cultura y lo que nos rodea.


Acaba de salir “Cafayate Martín Bruno”, ¿Cómo surgió la idea de hacer Cafayate Martín Bruno Malbec Caladoc y el Blend de Malbecs y por qué?

CG & VQ: la idea surgió del equipo de marketing tras algunas reuniones con Martín, y entre todos le dimos forma.

Cada uno hizo su aporte, desde la estética hasta cuál iba a ser la columna vertebral de los vinos. 

Trabajamos en diferentes opciones, nutriéndonos de lo que conocíamos de Martín, finalmente entre todos elegimos estos dos nuevos integrantes que se suman a la Familia Cafayate. 

¿Cómo viviste la experiencia de crear estos vinos? ¿En qué pensaste cuando te propusieron embarcarte en esta aventura?

MB: Fue una experiencia inolvidable. Para un sommelier poder meterse en la “cocina” de un vino es una oportunidad casi única, para vivir el proceso “desde adentro” y trabajar junto a los enólogos en la degustación y selección de los componentes para cada corte. Lo primero que pensé es que yo no sé hacer un vino, con lo cual era un gran desafío, pero con la guía y ayuda de todo el equipo disfruté mucho el proceso y quedé muy contento con el resultado.


¿Por qué un blend de uvas Malbec y una combinación Malbec-Caladoc?

MB: Porque estoy convencido de que el Malbec es un vehículo a través del cual podemos mostrar las características y virtudes de una región. Por eso nuestra variedad tinta más emblemática fue la base elegida para ambos vinos. Combinar Malbecs de dos viñedos diferentes nos permite mostrar una visión más regional de cómo se expresa esta variedad en Cafayate. 

El Caladoc lo elegimos por degustación, en primer lugar, pero también porque es una variedad muy poco explorada en argentina, que tiene mucho potencial. Es una forma de combinar en un mismo vino tradición e innovación.

¿Cuál fue su primera impresión cuando Martín sugirió estas propuestas tan interesantes?

CG & VQ: La primera impresión fue desafiante: Co-crear un vino con un Sommelier, no es algo usual en nuestra industria. Pero cuando nos pusimos a trabajar en los vinos con Martín y todo el equipo de bodega, vimos que la suma de las partes podía hacer algo increíble.

Fue super interesante y productiva la sinergia de conocimientos que impulsaron y le dieron forma al proyecto.

Siguiendo lineamientos de un perfil que Martín definió desde su entendimiento de los gustos y preferencias del consumidor, desde enología presentamos un abanico de opciones que fueron consolidadas y degustadas en equipo. Se buscó el equilibrio entre el conocimiento técnico y el del perfil del consumidor actual, llegando a ejemplares que creemos son fieles reflejos del lugar de origen y fáciles de tomar y disfrutar.

¿Habrá más desafíos para el 2019 con novedades de las cuales puedan adelantar algo?

CG & VQ: Los desafíos están presentes cada día, y eso es lo que nos mantiene siempre a la vanguardia siendo una Bodega con tanta trayectoria (fundada en 1850). A diario nos encontramos con el reto de una producción de millones de litros de primera calidad, cuidando los recursos no sólo de la compañía para favorecer la buena relación precio calidad que nos caracteriza, sino además para estar alineados con el cuidado de los recursos medioambientales.

Tuvimos muchas novedades en 2018, desde el Etchart Privado Cosecha Tardía o Rutas de Cafayate #Elegante, hasta los Cafayate Martín Bruno. En el 2019 se vienen cambios de looks en algunas de nuestras etiquetas más jóvenes, cortes que van a dar que hablar en nuestros clásicos de alta gama por una nueva gran cosecha que tuvimos este año, y algún proyecto más que todavía no podemos anticipar …

Social Links