Entrevista a Susana Balbo

¿Tener tu propia bodega fue siempre un sueño o fue algo que fuiste construyendo como proyecto durante el tiempo que trabajaste en el sector vitivinícola?

SB:   más que un sueño fue ser fiel a mis convicciones, las cuales se fundan en trabajar para uno mismo y hacer tu propio emprendimiento, aspecto que permite expresar el talento y el convencimiento que uno tiene respecto de lo que hacemos profesionalmente. Es decir, es una mezcla de sueño pero también es fidelidad hacia mi espíritu emprendedor.

¿Cuál es el concepto eje de la bodega en cuanto a emprendimiento, ese pilar que considerarías el fundamental y que los distingue como marca y como proyecto?

SB: El concepto fundamental que rige en mi bodega es la calidad antes que nada, ser leales a nuestros consumidores entregando productos que no los defrauden en ningún momento.

¿Existe una relación entre la elección de las zonas donde se encuentran los viñedos y lo que buscan destacar en sus vinos?

Edgardo Del Póppolo: Sí, existe dicha relación Y lo vemos desde lo general hacia lo particular. Por ejemplo, un vino como Críos que tiene un carácter más regional, es una sumatoria de viñedos de una región determinada expresando muy bien lo que dice esa región en lo macro. Pero también lo vemos cuando nos enfocamos  en los terruños más específicos, en los viñedos o en las parcelas particulares para destacar las características puntuales de ese viñedo y ese sitio, como BenMarco Expresivo, Susana Balbo Brioso, los BenMarco Sin Límite e inclusive el Nosotros, que son vinos que están directamente conectados con el lugar de donde provienen. 

¿Cómo está compuesta hoy la familia de vinos de Susana Balbo Wines?

 Ana Lovaglio: Tenemos 4 marcas principales, CRIOS, BenMarco, Susana Balbo Signature y Nosotros.  Cada una de ellas tiene su personalidad y sus áreas de innovación. 

CRIOS: Es la línea de vinos jóvenes de la bodega, vinos que están ideados para consumir durante el año, son frescos y vibrantes. El último lanzamiento fue Críos Delfina en honor a mi hija y es un dulce natural con una botella muy bonita serigrafiada. Próximamente, a lo largo del 2019, habrá más novedades en esta marca. 

BenMarco: Son los vinos bajo la visión de Edi del Popolo, son vinos de Terroir sin intervención en la bodega. El último lanzamiento son los BenMarco “Sin Límites”, una edición limitada de 3.000 botellas en cada etiqueta de zonas novedosas y muy interesantes, en un estilo modernoy fresco, destacando el sitio de donde provienen. Aquí tenemos un Malbec de Valle del Pedernal, otro de Gualtallary y un Chardonnay de esta misma zona. 

Susana Balbo Signature: Son los vinos de autor de mi madre, donde ella busca la mejor combinación entre el conocimiento del Terroir y sus habilidades como enóloga. Las últimas innovaciones han sido en el terreno de los vinos blancos y rosados, con el Susana Balbo Rose del Valle de Uco y el White Blend (Torrontés, Semillón y Sauvignon Blanc). 

Nosotros Single Vineyard Nómade: Es el mejor vino de la bodega y por lo tanto tiene un concepto Nómade, es 100% Malbec y se elabora del viñedo que mejor se desempeñó en cada cosecha. Es un vino con gran potencial de guarda, ideal para coleccionistas. 


¿Cómo describirías hoy al sommelier y su papel dentro del sector, y qué le recomendarías a los jóvenes profesionales para incentivar el consumo del vino en nuestro país?

SB: El sommelier es un profesional que forja el vínculo indispensable entre la bodega y el consumidor en muy diversas áreas que van desde lo educacional hasta el servicio. 

Mi consejo a los nuevos sommeliers para incentivar el consumo de vino es transmitir esa pasión por los vinos que los llevó a ellos a elegir la profesión: qué es lo que ellos encuentran detrás de un vino y cuál es todo ese acervo cultural y las innumerables historias que hay detrás de cada botella. Sin dudas, si logran esa conexión emocional con sus clientes, van a fortalecer el consumo de vino.

Social Links