Una sommelier argentina en la Ribera del Duero

En este mes de abril SOMM2025 llega a su fin con el viaje de la ganadora de este proyecto, Martina Mielnikowiz, a Ribera del Duero, España. Todo se iniciaba el 1 de noviembre cuando se anunció la apertura de este certamen que buscaba despertar en los jóvenes estudiantes de la carrera de sommellerie la curiosidad por investigar y desarrollar una propuesta superadora sobre el vino.

“Me parece muy importante que la Asociación Argentina de Sommeliers fomente a los nuevos profesionales a pensar, a desarrollar trabajos y a comunicarlos para poder crecer como industria de una manera sólida y fuerte” - decía Martina Mielnikowiz.

Se animaron diez futuros sommeliers, quienes presentaron sus trabajos, todos con buenas líneas temáticas demostraron compromiso y dedicación. Luego vino la etapa examinadora, a cargo de un Comité y cuatro fueron las finalistas:   Martina Mielnikowiz, quien obtuvo el primer lugar con su trabajo Los nuevos paradigmas que enfrenta el vino argentino y el rol del sommelier en la comunicación estratégica, Mariana Gianella, segundo puesto con Lenguajes del vino, comunicación e identidad, Estefanía Picarelli, tercer puesto con Tomá Vino y Sabrina Fernandes Capcha, cuarto puesto con Un vino para cada millennial. 

Las finalistas tuvieron que hacer una presentación oral de sus trabajos frente a un comité integrado por miembros de la Escuela Argentina de Sommeliers (EAS), Escuela Argentina de Vinos (EAV), el Centro Argentino de Vinos y Espirituosas (CAVE) y Gato Dumas, equipo examinador al cual se sumó Rodrigo Mas, Director en Argentina de Vinos de la Luz y representantes de la Comisión Directiva de la AAS. 

En su llegada a España, Martina recorrió la Bodega La Luz del Duero, ubicada en Peñafiel, una pequeña localidad dentro de la Provincia de Valladolid en Castilla y León, una zona de la Ribera del Duero.

Esta gran experiencia se cerraba el pasado 24 de abril, en la Unión Española de Catadores de Madrid, donde Martina dio una charla sobre el vino argentino en el marco de las celebraciones del Malbec World Day frente a un público integrado por 30 personas entre las cuales había representantes del trade y prensa especializada. La charla fue organizada en conjunto con la Embajada Argentina en Madrid. “El foco estuvo, principalmente, en la diversidad de terroirs que posee la Argentina de Norte a Sur y, la expresión de nuestra cepa emblemática en cada uno de ellos. Hice un breve repaso sobre el lugar que ocupa la Argentina en el mercado del vino a nivel mundial, luego vimos cada región vitivinícola y por último hicimos una degustación de siete malbecs de diferentes zonas para descubrir la expresión de nuestra cepa emblemática en cada uno de esos terroirs”, explicaba Martina.

Experiencias como estas son las que le dan solidez a los sommeliers profesionales, porque dibujan un camino que quizás no todos pueden ver a través del cual se investiga, se busca, se interesa y atraviesa situaciones que de otra manera nunca hubiera vivido. Y pasar por todo esto complementa su formación. Sigamos trabajando en conjunto para que se puedan realizar más proyectos como estos buscando así mejorar el nivel profesional del sommelier argentino.

Social Links