Entrevista a Fabián Valenzuela

Proveniente de una familia donde el vino era parte de lo cotidiano, Fabián estudió enología y su gran profesionalismo lo llevó a formar parte de bodegas como Susana Balbo Wines y Ernesto Catena. En su haber cuenta con experiencia vendimiando en países como Francia, España y Estados Unidos, dedicando así su vida a la continua búsqueda de la excelencia vitivinícola.

¿Cómo fueron tus comienzos en Tapiz y qué te atrajo del proyecto de Patricia Ortiz?

FB: Los comienzos fueron  con todas las expectativas que generan los  nuevos desafíos tanto en lo profesional como en lo empresarial. Sumarme significaba tener una gran posibilidad de desarrollar un gran proyecto, que de parte de Patricia Ortiz, siempre fue muy claro y contundente, sobre todo en lo referido al camino que deberíamos recorrer y sostener. Porque estamos hablando de proyectos a largo plazo como requiere esta industria. Las metas eran claras y significaban un atractivo desafío: lograr ser una Bodega con productos de calidad internacional, competitivos y representativos del  potencial vitivinícola  que tiene  nuestro país. .

La bodega cuenta en el equipo con un asesor de lujo: Jean Claude Berrouet, el primer enólogo permanente de Chateau Petrus, Pomerol,  en 1964, en donde elaboró 44 cosechas. ¿Cómo es este trabajo conjunto?

FB: En  general para la bodega y todo el equipo técnico  agradecemos  todo el aporte que nos da Jean Claude con su infinita y generosa cantidad de conocimientos y experiencias que nos transmite y humildemente aconseja  en cada momento de trabajo que compartimos.

 El trabajo en equipo es realmente enriquecedor  en todos y  cada uno de los detalles, en todo el proceso desde el viñedo hasta el corte final del vino. Juntos, en cada añada, se busca el mismo objetivo: hacer de cada vino el mejor exponente que represente la  excelencia.

Para cerrar siempre es bueno hablar de lo que se viene: Wapisa: ¿qué es, cómo se gestó y de qué se trata esta idea en Patagonia?

FB: Bodega Wapisa también es un proyecto de Patricia Ortiz. Ella lo pensó y planteó como algo nuevo y único en la vitivinicultura  Argentina. Aquí también se busca transmitir y desarrollar  el mismo concepto que en Tapiz y Zolo, es decir, elaborar vinos de calidad internacional pero ahora en la  Patagonia con el diferencial de poder aprovechar el aporte de un clima con  influencia marítima. Destaco esto porque hay que recordar que toda nuestra industria está desarrollada únicamente en un clima desértico y sobre toda la cordillera. Estamos en ese camino, y los resultados desde que comenzamos han sido muy satisfactorios siempre alineados con nuestra filosofía de trabajo que se fundamenta en la búsqueda de excelencia.

Social Links