Entrevista a Matías Ciciani

Fundada en 1884 por Don Miguel Escorihuela Gascón, un aragonés que llegó a Argentina con apenas 19 años, la Bodega es hoy un claro ejemplo de historia, de tradiciones que se ensamblan a la perfección con los tiempos que corren. La innovación es un concepto que parece recorrer la trayectoria de esta bodega, ya que su fundador mismo encarnaba muy bien ese espíritu, y lo demostró a lo largo de su vida no solo porque cuatro años después de llegar a Mendoza ya había adquirido más de 42 acres de tierra, plantado viñedos y construido una bodega, sino también porque hizo levantar un edificio en un lugar de la ciudad de Mendoza de alto riesgo sísmico que se inauguró en 1926.Clásico y moderno, dos conceptos que Escorihuela Gascón logra llevar muy bien.


¿Qué vinos dirías que mejor representan ambos términos y porqué?

MC: Creo que la línea Escorihuela Gascón demuestra muy bien cómo un clásico puede mantenerse en vigencia a lo largo de muchos años enamorando cada vez más a sus consumidores. Por el otro lado nuestro Organic Vineyard representa un estilo fresco y moderno y muestra cómo en Escorihuela fuimos pioneros en la producción de uvas sustentables (2006), concepto que está de moda hoy en día.


¿Cómo es esa Finca Orgánica y cómo se instala en la Bodega la idea de armar un proyecto como este?

MC: Nuestra finca esta ubicada en el Cepillo, San Carlos, a unos 1200 msnm con 75 ha en total en donde crecen las variedades Malbec, Syrah, Cabernet Franc, Sauvignon Blanc y Viognier. Esta finca se concibió bajo la filosofía biodinámica en el año 2006 logrando en el 2009 la Certificación Letis y en el 2011 Demeter (Biodinámica).

En el 2015, luego de muchos años de micro vinificaciones, decidimos hacer nuestro primer vino Biodinámico logrando rápidamente una gran aceptación entre periodistas, sommeliers y nuestros tan queridos clientes. Hoy ya tenemos las cosechas 2015, 2016, 2017 embotelladas. La 2018 será embotellada durante este mes.


La bodega tiene su historia, la cual ha acompañado claramente la evolución del mundo del vino y su crecimiento. El sommelier como profesional está íntimamente ligado a esa evolución, ¿cómo ves esta figura hoy en día? ¿Considerás que se trata de un elemento fundamental que permite que el vino llegue hasta donde los winemakers se imaginan que llegue?

MC: Creo que el sommelier ha sido clave en acercar nuestros vinos al consumidor ya que conocen muy bien nuestros estilos y esto hace que puedan asesorar, ya sea, a clientes o dueños de restaurantes, con mucha claridad. Creo que los winemakers y sommeliers somos complementarios. Nosotros nos especializamos en la parte operativa y ustedes en la comunicacional dando a entender a nuestros clientes de forma clara y familiar lo que nosotros quisimos expresar en nuestro vino. Esto es posible gracias al gran conocimiento de tipos de vinos, productores, etc. a nivel mundial que manejan.


Estamos ya cerrando el 2018, ¿con qué nos va a sorprender Escorihuela en el 2019?

MC: Tenemos muchas cosas en proceso, pero el mundo de los blancos es definitivamente lo que me está apasionando hoy en día, un Pequeñas white blend no estaría mal, ¿no? …

Social Links